Ventajas de nadar para nuestro cuerpo y salud mental

¿Sabías que nadar tiene muchísimos beneficios para tu cuerpo y para tu salud mental? El entrenamiento acuático tonifica los músculos y mejora su sistema cardiovascular de una vez. Y también reduce la ansiedad, aumenta la concentración y proporciona claridad mientras se sumerge bajo el agua. Conoce todas las maravillosas ventajas de nadar para la mente, el cuerpo y el alma.

Cuerpo

La natación ejercita los brazos, los abdominales, los hombros, los músculos de la espalda, los glúteos y las piernas mientras patea y acaricia su camino a través del entrenamiento. Te permite alcanzar la frecuencia cardíaca máxima, manteniéndote en el modo de quema de calorías cardiovascular. En el agua, eliminas el contacto repetitivo con el concreto duro en cada paso, como al correr, que puede estresar tus articulaciones y provocar molestias como dolor en las piernas y problemas en las rodillas. Además, la natación es excelente para el corazón, los pulmones y el flujo sanguíneo.

La natación es una excelente opción de estilo de vida para mantener un peso saludable y la positividad general del cuerpo.

La naturaleza de bajo impacto del deporte es ideal para aquellos que intentan no estresar sus músculos debido a una lesión, edad o condiciones de salud preexistentes.

Mente y alma

Como cualquier ejercicio, la natación libera endorfinas, que son las hormonas naturales del cuerpo que estimulan el estado de ánimo y se sienten bien. Pero la natación lo lleva al siguiente nivel en lo que respecta a la atención plena.

¡Nadar es tremendo para la mente y el alma! Debajo del agua, no hay nada más que el sonido de tu corazón latiendo y el chapoteo de tus piernas detrás de ti. Hay algo casi mágico en la privacidad que obtienes bajo el agua: no hay llamadas telefónicas desde tu iPhone que tienes que usar para reproducir música y no hay mensajes de texto en tu reloj inteligente.

Incluso simplemente flotar en el agua puede disminuir la ansiedad. Este estudio es uno de los muchos que demuestran que sumergirse en agua aumenta la cantidad de sangre al cerebro, lo que aumenta el oxígeno al cerebro para mejorar la función cerebral. Piense en un spa: el agua corriente, los sonidos relajantes … Todo esto es parte de la natación. Considéralo un día de spa y un viaje al gimnasio en uno.

No Comments Yet

Leave a Reply