Ser padres en la era digital

Los medios y los dispositivos digitales no solo llegaron para quedarse, sino que son una parte integral de nuestro mundo. Utilizados de manera moderada y apropiada, pueden ofrecer grandes ventajas. Estudios han revelado que pasar tiempo frente a frente con la familia, los amigos y los profesores cumple una función fundamental en promover el aprendizaje y el desarrollo saludable de los niños. Sin embargo, es responsabilidad de los padres ayudar a los niños a aprender conceptos saludables para su uso adecuado y seguro. Algunos consejos de la Academia Americana de Pediatría (AAP) para ayudar a las familias a navegar el siempre cambiante panorama digital son:

  • Crea tu propio plan para el consumo mediático en la familia. Esto debe hacerse de acuerdo con los valores y el estilo de crianza. Cuando se hace reflexiva y adecuadamente, puede mejorar la vida diaria. Por el contrario, cuando se hace de forma improvisada, puede reemplazar actividades importantes, como las relaciones personales, el tiempo para la familia, el juego al aire libre, el ejercicio y el tiempo de inactividad para estar desconectado y dormir.
  • Maneja el mundo mediático como lo harías con cualquier otro entorno en la vida. Las mismas pautas de la crianza se aplican en el mundo real y el medio virtual. Fija límites; los niños los esperan y los necesitan. Conoce a sus amigos, tanto en línea como fuera de esta. Oriéntate de las plataformas, software y aplicaciones que están utilizando, qué lugares visitan en la red y qué hacen tus hijos cuando están en línea.
  • Establece límites y anímalos a tomar tiempo de descanso. El uso de la tecnología, como el resto de las actividades, debe tener límites razonables. El juego no estructurado y fuera del mundo digital estimula la creatividad. Promueve el tiempo libre de dispositivos digitales como una prioridad diaria. Comparte con ellos durante el tiempo que no están en línea.
  • Las familias que juegan juntas, aprenden juntas. Esto promueve las interacciones sociales, la unión y el aprendizaje. Participa en sus videojuegos. Les mostrarás un buen espíritu deportivo y las reglas de etiqueta para los juegos. Además, puedes introducir y comunicar tus propias experiencias de la vida, perspectivas y consejos mientras juegan.
  • Sé un buen ejemplo. Enseña y sé un buen ejemplo de amabilidad y de buenos modales en línea. Importante: debido a que los niños son grandes imitadores, limita tu propio uso de los artefactos electrónicos. Estarás más disponible y conectado con tus hijos si estás interactuando, abrazando y jugando con ellos en lugar de estar embelesados frente a la pantalla.
  • Reconoce el valor de la comunicación frente a frente. Los niños más pequeños aprenden mejor a través de la comunicación bilateral. La práctica de hablar de acá para allá (recíprocamente) es crítica para el desarrollo del lenguaje. Las conversaciones pueden ser frente a frente, o incluso por chat si tienes que viajar o irte con un abuelo que vive lejos. Los estudios han demostrado que la comunicación bilateral mejora las destrezas del lenguaje mucho más que escuchar pasivamente o la interacción unilateral con la pantalla.
  • Crea zonas libres de tecnología. Mantén las horas de comer en familia y otros encuentros familiares y sociales libres de tecnología. Recarga los dispositivos durante la noche (importante: fuera del cuarto del niño para ayudarlo a evitar la tentación de usarlos cuando debe estar durmiendo). Estos cambios invitan a pasar más tiempo en familia, a hábitos alimentarios saludables y mejor sueño, entre otros.
  • No utilices la tecnología como un chupete emocional. Los medios digitales pueden ser muy eficaces para mantener a los niños calmados y callados, pero no debe ser la única forma que utilicen para aprender a calmarse. Enséñales a identificar y controlar las emociones fuertes, a inventar actividades para controlar el aburrimiento, cómo calmarse usando técnicas de respiración, hablar de maneras para solucionar problemas y encontrar otras estrategias para canalizar las emociones.
  • Aplicaciones para niños – investiga. Más de 80,000 aplicaciones se etiquetan como educativas, pero pocos estudios han revelado su valor real. Los productos que se promocionan como “interactivos” deben requerir más que “pulsar y tocar el panel táctil”. Revisa las opiniones de organizaciones como Common Sense Media en inglés (Productos mediáticos que tienen sentido) -para leer las reseñas sobre las aplicaciones apropiadas para cada edad, juegos y programas para que los guíen en el momento de elegir los mejores productos para sus niños.
  • Adviérteles sobre la importancia de la privacidad y los peligros de los predadores y de la práctica del “sexteo”. Los adolescentes deben saber que una vez que algún contenido es compartido con otros, no podrán borrarlo o deshacerse de él por completo. Esto incluye enviar mensajes de texto con imágenes indebidas. Enséñales a configurar las opciones de privacidad y adviérteles que los depredadores sexuales con frecuencia usan las redes sociales, chats, correos electrónicos y juegos en línea para contactar y explotar a los niños.
  • Los niños siempre serán niños y cometerán errores usando los medios digitales. Atiéndelos con empatía y haz que el error se convierta en una lección aprendida. Sin embargo, no pierdas de vista que algunas indiscreciones, como el “sexteo”, el hostigamiento, o enviar imágenes haciéndose daño a sí mismos, pueden ser señales de alerta que indican problemas futuros. Si es necesario, busca ayuda de un profesional de la conducta.

Foto: Pixabay

No Comments Yet

Leave a Reply