Renacer Social sigue expandiendo sus servicios a la comunidad

La organización sin fines de lucro Renacer Social, único centro comunitario en ofrecer visitas supervisadas terapéuticas  de padres a hijos en un ambiente neutral y seguro, ha seguido expandiendo sus servicios comunitarios durante los 2 años desde su fundación.  Localizado en Cidra, Renacer Social fue fundado por su directora ejecutiva, la Dra. Jamitza Burés, quien tenía la inquietud de que no existía en Puerto Rico un sitio neutral, acogedor y seguro donde padres e hijos pudieran tener un rato de calidad mientras fueran supervisados por profesionales de la salud y seguridad.

Además de ofrecer visitas supervisadas terapéuticas en salones de observación adecuados según la edad del menor con juguetes educativos y un patio exterior con columpios y juegos, Renacer Social se ha diversificado, poco a poco, para ofrecer otros servicios relacionados, tales como consejería parental y familiar,terapias a víctimas de violencia doméstica, educación parental y talleres educativos a familias, organizaciones y profesionales.  Algunos de los talleres gratuitos que ofrecen a la comunidad son aprendizaje vicario, disciplina positiva, empoderamiento de la mujer a través de la historia, amor propio, el proceso del duelo, órdenes de protección, custodia compartida y violencia en el noviazgo.

Por otro lado, a través del programa  gratuito Proyecto Lazos de Renacer Social, dedicado a la prevención e intervención de violencia doméstica, Renacer Social ofrece un grupo de apoyo para víctimas de violencia doméstica y sus familias, además de talleres educativos y actividades de crecimiento personal para ellos. De igual manera el Proyecto Casita de Paz de Renacer Social ofrece servicios de educación parental completamente gratuitos de manera individual, familiar y a nivel de comunidad para la prevención de maltrato a menores.

Foto suministrada.

 “Era mi sueño tener un sitio agradable y seguro donde poder ofrecer visitas supervisadas terapéuticas por trabajadores sociales y profesionales con peritaje forense.  A la vez, los parientes custodios del menor pueden permanecer en un área de espera cómoda y segura en la cual se le brindan servicios de apoyo durante su espera”, explicó Burés, a quién “se le metió esa idea en la cabeza” durante una encuentro con un niño, durante la práctica de su segunda maestría de Trabajo Social Forense , quien creía que su padre estaba preso, porque siempre lo tenía que ver en un tribunal. Burés, quien posee una maestría en trabajo social forense y un doctorado en investigación en el área de educación, añadió que estas visitas se ofrecen también de manera virtual, si es necesario.

Burés indicó que, después de comenzar con el servicio de las visitas supervisadas terapéuticas, el centro tuvo un crecimiento casi orgánico, con las necesidades que fueron teniendo los mismos clientes que iban a las visitas y se fue expandiendo a ofrecer estos servicios a toda la comunidad.  “Ahora en Renacer Social brindamos el apoyo necesario a los padres y las familias para que puedan realizar el mejor trabajo posible en la crianza de sus hijos.  Nuestra meta es que, al aprender nueva información, destrezas y habilidades, los padres pueden ayudar a sus hijos a alcanzar su potencial en la vida y aportar positiva y asertivamente en la familia y en la sociedad,” añadió.

La misión principal del centro es ofrecer servicios de calidad a todos los miembros de la familia en un entorno hogareño y seguro; en un ambiente que promueve un estado emocional saludable para la familia.  “Hasta hemos tenido como clientes a hijos adultos cuya razón para venir al centro es que su padres divorciados tengan una mejor relación.  Nuestra mayor satisfacción es cuando nuestros servicios cumplen con hacer realidad ese tipo de deseo y la familia sale más fortalecida de aquí,” concluyó Burés.

No Comments Yet

Leave a Reply