Qué saber sobre la primera visita al veterinario

Seleccionar un médico veterinario antes de que llegue tu nuevo cachorro o gatito te permite garantizar su bienestar desde el primer día. Es importante hacer una cita con el veterinario tan pronto tu mascota llegue a su nuevo hogar. Es posible que amigos y familiares puedan recomendarte algún profesional. Sin embargo, si eliges un nuevo consultorio veterinario, debes considerar ciertos factores:

  • Debe ser licenciado y colegiado, con autorización para ejercer medicina veterinaria en Puerto Rico.
  • ¿Lo recomiendan las personas del lugar? ¿Hay alguna opinión en línea?
  • ¿Qué tan cerca queda? ¿Puedes llegar fácilmente en auto y transporte público?
  • ¿Las intsalaciones están limpias y bien mantenidas?
  • ¿Qué servicios de medicina preventiva y diagnóstica ofrecen? ¿Hay algún servicio fuera de horario?

Para poder evaluar por completo la salud de tu perro o gato y darte consejos personalizados, tu veterinario necesitará la mayor cantidad de información posible. Antes de la consulta, ten en cuenta estos puntos claves:

  • registro de cualquier vacunación
  • alimento que come actualmente (marca, cantidades, etc.)
  • si ha recibido tratamiento contra parásitos (producto y fecha de las dosis administradas)
  • cualquier cambio observado en la conducta, el comportamiento, el apetito, la sed o el peso de tu perro o gato, entre otros
  • documentación que tengas que esté relacionada a tu mascota

Tu mascota debe estar bien asegurada en el auto cuando viajes al veterinario en un bolso de transporte para perros,/gatos o en una jaula apropiada para su tamaño. Podría sufrir mareos por el movimiento, por lo que es mejor no alimentarla inmediatamente antes de viajar en automóvil.

Para ayudar a reducir el estrés, asegúrate de dedicar algo de tiempo para que tu mascota se acostumbre a su bolso o jaula y a viajar en automóvil, aparte de las visitas al veterinario. Los cachorros y gatitos son muy receptivos a su entorno y las experiencias negativas tendrán un efecto duradero, por lo que es importante que no asocie el automóvil ni su bolso con el veterinario.

Una vez en la oficina, para garantizar el bienestar de tu mascota y así poder controlarla si es necesario, es mejor mantenerla en el bolso o con collar y correa. Las salas de espera pueden ser lugares bastante concurridos, así que ten en cuenta a las otras mascotas.

Los exámenes de salud pueden ser estresantes. Intenta que la experiencia sea lo más positiva posible para tu mascota. Si le gusta comer, ofrécele golosinas apropiadas para recompensarla cuando esté tranquila, lo que puede lograr que la experiencia en la sala de examen sea más positiva y coopere en visitas futuras.

La primera visita de tu mascota al veterinario, más allá de una simple consulta, es un examen en profundidad. Al final de la cita, el veterinario podrá:

  • Verificar la salud de tu mascota para minimizar problemas que puedan afectar su bienestar y el de la familia.
  • Completar el registro de salud de la mascota, el cual es importante mantener actualizado.
  • Asesorarte sobre cualquier conducta específica de la especie y raza.
  • Ofrecer consejos sobre tratamientos antipulgas y antiparasitarios.
  • Recomendar un programa de vacunación que se adapte a tu mascota.
  • Aconsejar la dieta más adecuada según la etapa y el estilo de vida de tu mascota y su entorno.
  • Contestar cualquier duda sobre el cuidado de tu mascota.

Si tu nueva mascota aún no tiene microchip, entonces aprovecha su primera visita al veterinario como una oportunidad para orientarte sobre sus beneficios y si deseas, colocárselo. El microchip es una forma rápida, segura y efectiva de identificar permanentemente a tu mascota.

La primera visita de tu mascota al veterinario no tiene por qué ser una experiencia negativa. Tomarse el tiempo para elegir un médico veterinario de confianza garantizará el bienestar de tu mascota a medida que crece y se desarrolla.

El autor es veterinario asesor de Royal Canin.

No Comments Yet

Leave a Reply