El cacao: un superalimento, súper rico

“¡Estás comiendo cacao!” ¿Cuántas veces has escuchado tal exclamación que hace referencia a que alguien la está pasando bien (cuando se supone que esté haciendo otra cosa)?

El concepto de superalimento suele referirse a aquellos alimentos que contienen una gran cantidad de nutrientes e incluyen grandes cantidades de:

  • vitaminas
  • minerales
  • antioxidantes
  • fibras
  • grasas saludables
  • fitonutrientes

Aunque tienen excelentes beneficios para la salud, no hay una lista específica de los superalimentos. Por lo general, son alimentos “integrales” o “verdaderos”, lo que quiere decir que están en su forma original y no procesados. Aquí es donde entra el cacao, que resulta que además de saludable es delicioso.

De acuerdo a la nutricionista Rosaly Cartagena, el cacao es un alimento rico en nutrientes y propiedades que benefician la salud física y mental. Su popularidad y delicioso sabor hacen que forme parte de la dieta de millones de personas en todo el mundo.

“Con las semillas del árbol de cacao como materia prima, el chocolate amargo es una de las mejores fuentes de antioxidantes del planeta. Algunos estudios muestran que el chocolate amargo (y esto es importante: los beneficios no son iguales en el chocolate con leche o el blanco) puede mejorar la salud y reducir el riesgo de enfermedades cardiacas”, afirmó.

Hay que tener en cuenta que el chocolate contiene muchas calorías y es fácil pasarse de los límites al momento de consumirlo. Lo ideal es consumir una porción muy pequeña luego de la cena y disfrutarlo a fondo. Además, hay que elegir chocolates amargos de calidad, orgánicos, con un contenido de cacao de 70 % o mayor. Generalmente contiene azúcar, pero las cantidades son usualmente bajas.

Entre sus beneficios podemos mencionar los siguientes: 

  1. Contiene una cantidad considerable de fibra soluble y está repleto de minerales.
  2. Es una poderosa fuente de antioxidantes.
  3. Mejora el flujo sanguíneo y disminuye la presión arterial.
  4. Eleva el colesterol HDL y protege el LDL contra la oxidación.
  5. El chocolate amargo también puede reducir la resistencia a la insulina, otro factor de riesgo común para varias enfermedades del corazón y la diabetes.
  6. Podría bajar el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Hay estudios observacionales que mostraron una reducción drástica en los problemas del corazón para la gente que consume la mayor cantidad de chocolate.
  7. Los componentes bioactivos en el chocolate amargo pueden ser de gran beneficio para la piel. Los flavonoides protegen contra el daño inducido por el sol, mejoran el flujo sanguíneo a la piel y elevan su densidad e hidratación.
  8. Mejora la función cerebral. Un estudio sobre voluntarios saludables mostró que cinco días de consumo de cacao alto en flavonoides mejoró el flujo sanguíneo al cerebro.

Foto: IStock

No Comments Yet

Leave a Reply