¿Cómo preparar tu propio exfoliante?

Exfoliar tu piel es importante porque ayuda a eliminar células muertas. La piel hace esto por sí sola, pero es más beneficioso si le damos una ayudita. Puedes exfoliarte de dos a tres veces en semana.

Considera tu tipo de piel, si es sensible, utiliza solo azúcar morena porque es más suave. Si es más firme o quieres algo más arenoso, añade al azúcar o solo utiliza sal de mar.

Hacer tu propio exfoliante es fácil y económico. Solo necesitas poner una parte de aceite por dos partes de azúcar o sal y tu imaginación.

Mi favorito es el de aceite de coco y una mezcla de partes iguales de azúcar morena y sal de mar, junto a dos o tres gotas de aceite de lavanda.

También puedes añadir miel para que sea más hidratante. Emplea otro aceite esencial como rosa o jazmín, y hasta hojas de té como las del té verde, para iluminar tu piel. Si le vas a añadir las hojas de té, hazlo luego de acabarlo. Extrae las hojas húmedas y añádelo a tu mezcla.

Aquí mi favorito:

Como sabemos, la lavanda tiene un aroma muy relajante, pero es también antibacteriano, lo cual lo hace ideal para nuestro exfoliante. El aceite de coco es antimicrobiano y muy hidratante. Es recomendable que lo utilices de dos a tres veces durante la semana.

Ingredientes:

  • 1/4 taza aceite de coco
  • 3 cucharadas de azúcar morena
  • 1 cucharada de sal de mar
  • 8 gotas de aceite esencial de lavanda

Procedimiento:

  • Mezcla el aceite, el azúcar y la sal. Luego, agrega el aceite esencial.
  • Masajea de manera circular. Puedes utilizarlo en la cara o en el cuerpo. Es ideal para las rodillas y los codos secos.
Foto: Eva Vega / Suministrada
Foto: Eva Vega / Suministrada

La autora es instructora de yoga y health coach. Puedes comunicarte con ella a través de sus redes sociales en Facebook e Instagram como Eva Vega Yoga y en su página oficial balastudiopr.com.

Foto: IStock

No Comments Yet

Leave a Reply