¿Debo establecer metas para el 2022?

Es prácticamente tradición que, con el nuevo año, lleguen las ganas de establecer nuevas metas y objetivos. Sin embargo, por la complejidad de la situación pandémica que hemos vivido durante los pasados dos años, se ha podido notar una tendencia a decidir no trazar metas específicas y simplemente fluir con lo inesperado en este 2022. ¡Esto está bien! De hecho, para algunas personas, este método funciona a la perfección.

No obstante, lo más recomendable es que, en la medida que se pueda, tengamos una idea bastante clara de qué queremos cumplir y hacer a lo largo del año para así enfocarnos, auto-motivarnos e impulsarnos a tomar los pasos necesarios. Entonces, ¿es importante que establezcamos metas para el 2022? ¡La respuesta es sí!

¡A mantenernos realistas!

Uno de los errores al momento de establecer metas es que tendemos a sobrecargarnos de objetivos sin tomar en cuenta nuestra disponibilidad, recursos actuales y tiempo real para cumplirlos. Sueña en grande, pero también toma en consideración lo antes mencionado, para que establezcas de una manera más concisa cómo puedes cumplir tus metas, qué elementos tienes a la mano para utilizar, y qué debes hacer (o dejar de hacer) para poder tachar ese goal de la lista.

Eliminemos el “debería”

Está comprobado que cada vez que entrelazamos la palabra “debería” con algo que queremos hacer, lo vemos más como una obligación e, incluso, con sentido de culpa. Si decimos que “deberíamos comer saludable”, la mente lo puede asociar como algo que está socialmente impuesto y por eso “deberíamos hacerlo”. Es así como vamos perdiendo motivación y el sentir de que estamos libremente escogiendo comer más saludable para beneficio propio.

Las subcategorías son una buena idea

Puede sonar como un hassle segmentar tus metas, pero la realidad es que esta es una manera de garantizar que las cumplas. ¿Por qué? Añadir subcategorías a tu meta principal, ayudará a que te organices y vayas midiendo tu progreso. ¿Tu meta este año es escribir un libro? Vamos a dividir esto y, en vez de simplemente añadir a tu lista “escribir un libro”, establece que escribirás una cantidad específica de páginas cada mes. Recuerda también poner en práctica el primer consejo: según tu disponibilidad y recursos actuales, sé realista con la cantidad de páginas que escribirás mensualmente.

Cualquiera que sea tu método para realizarte durante el año nuevo, hay que recalcar que las metas no son para sentirnos presionados y mucho menos culpables si vemos que pasa el tiempo y no las hemos cumplido. Las metas establecidas son más bien una guía de qué decisiones tomamos día a día para cumplir con nuestra visión y con lo que esperamos del año. Así que toma un papel, piensa tu realidad en grande y decide qué deseas hacer en este 2022.

No Comments Yet

Leave a Reply