Beneficios de una dieta gluten-free

En los últimos años se ha vuelto muy popular las dietas libres de gluten. Muchas personas han optado por cambiar a una dieta gluten free ya sea por razones de salud, comúnmente por la enfermedad celiaca, la sensibilidad al gluten o una alergia al trigo o para perder peso. ¿Pero qué es exactamente es el gluten y qué beneficios tiene?

¿Qué es el gluten?

En términos simples, el gluten es una proteína que se encuentra en el trigo, el centeno y la cebada y que también puede encontrarse en otros productos como medicinas, vitaminas o suplementos. Se ve con mayor frecuencia en cereales, panes y granos.

Ventajas
  • Mejora los niveles de colesterol.
  • Promueve la salud digestiva.
  • Aumenta los niveles de energía.
  • Elimina los alimentos no saludables y procesados ​​de su dieta (aceites, alimentos fritos, panes y postres, por nombrar algunos).
  • Es más probable que coma frutas y verduras porque no contienen gluten.
  • Reduce el riesgo de enfermedades cardíacas, ciertos tipos de cáncer y diabetes.
  • Ayuda a evitar virus y gérmenes ya que muchos alimentos que ahora comerá contienen más antioxidantes, vitaminas y minerales.
  • Promueve la pérdida de peso saludable.
  • Mejora la salud de las personas con síndrome del tazón irritable y artritis.
  • Mejora notablemente el conocimiento de los alimentos que pueden tener un efecto adverso en su salud.
Como determinar si un producto es libre de gluten

Para seguir una dieta sin gluten con éxito, es muy importante leer las etiquetas de los alimentos cuidadosamente. Debes buscar el logo de “gluten-free” en el empaque, todos los productos libres de gluten deben ser identificados como tal, según explica la revista Shape.

Alimentos sin gluten que puedes consumir
  • Frutas
  • Hortalizas y verduras;
  • Carne y pescado;
  • Harina de arroz, yuca, almendras, maíz, frijoles, guisantes, soja, ñame;
  • Arroz, maíz, amaranto, arrurruz, trigo sarraceno, quinoa;
  • Maicena (maicena popular);
  • Tapioca;
  • Harina De Maíz Cocida;
  • Sal, azúcar, chocolate en polvo, cacao;
  • Gelatina;
  • Aceites, aceite de oliva, mantequilla y margarina.
  • Lácteos
  • Algunos condimentos: jaleas,  mermeladas, miel, mantequilla de cacahuete, almidón de maíz o de patata, algunas mieles de maíz y de arce, melaza, azúcar moreno, blanco o glasé, especias y hierbas, sal, pimienta, salsas, encurtidos, aceitunas, salsa de tomate, mostaza, vinagres destilados y la mayoría de los aliños para ensaladas.
No Comments Yet

Leave a Reply