Conoce las virtudes de los perros

A lo largo de nuestras vidas hemos tenido estas hermosas compañías no humanas, con quienes compartimos tantas experiencias desde niños.

Para todos los gustos, desde peces, ratoncitos y conejos hasta animales no tan identificables con lo tierno, como iguanas, tarántulas y culebras. En el medio los campeones en popularidad, los gatos y los perros.

Los efectos de las mascotas sobre la salud mental, y hasta física, son tan reconocidos que muchos expertos las reconocen como medicina preventiva.

Por ejemplo, estudios han revelado que cuando acariciamos a un animalito la presión arterial se reduce, además de producir varias reacciones químicas conducentes al sentido de bienestar y contrarrestar el efecto del estrés en el cuerpo.

Menos soledad

Asimismo las mascotas han probado disminuir el sentido de soledad, debido a que su presencia constante provoca que las personas se sientan más seguras, confiadas y protegidas. También estimulan el contacto, desde la caricia hasta la comunicación con una criatura inocente que no juzga, lo que predispone a las personas a una mayor capacidad de comunicarse con otros seres humanos.

Los cuidados dispensados a una mascota pueden llevar a una persona a sentirse útil. Entre eso y el tráfico de afecto hacia y desde la mascota, se va reforzando la autoestima y se ha encontrado una gran fuente de motivación en una relación que siempre recuerda el calor, la vida, la amistad, y sí, el amor.

Compañía fiel

A cada personalidad y a cada época su mascota. Pero a medida que van pasando los años, un sinnúmero de circunstancias posiblemente hace más recomendable la tenencia de un can. Y es que este fiel animal, cuando se escoge correctamente, sabe acoplarse al estilo de vida de la persona que lo ha adoptado, en muchas ocasiones desprendidamente.

Además, teniendo más interacción con el ser humano puede participar en varias rutinas. Digamos que no es solo un roommate, sino que además es un socio en varias empresas, como por ejemplo la rutina de ejercicios, desde el joven que lleva al perro a la playa o al parque, como el que le da una tranquila vuelta al vecindario por la tarde.

Sin embargo, para lograr estos propósitos, no puede ser cualquier perro. Algunos representan una mayor necesidad de espacio y mantenimiento, y otros más manejables.

Las más propicias

Hay ciertas razas que debido a su sociabilidad, carácter tranquilo y al tamaño adecuado son más propicias para personas cuya actividad física no puede alcanzar las más óptimas condiciones, ni tienen la fuerza suficiente para manejar la de un animal mayor. Razas como el Collie, Pug, Schih-Tzu, Chihuahua, Maltés, Cocker Spaniel, son un ejemplo. Sin embargo, muchos satos, una vez salvados de los refugios, son capaces de mostrar un amor e incondicionalidad legendarios. Es cuestión de determinar cómo es su carácter.

No Comments Yet

Leave a Reply