Cáncer de piel: aprende a prevenirlo

Nadie quiere padecer de cáncer, pero no todos toman las medidas preventivas necesarias para preservar el buen estado de salud. La piel, el órgano más grande del cuerpo, no está exenta del peligro que supone esta enfermedad.

“Todos tenemos manchas en la piel, todos tenemos lunares; todos tenemos una posibilidad de padecer de cáncer de piel, pero eso no es lo más común”, planteó el dermatólogo Luis Ortiz Espinosa, quien aseguró que la mayoría de las manchas y lesiones pigmentadas son benignas. No obstante, es extremadamente importante que si notas algo anormal en tu cuerpo, se lo comentes a tu médico, para que en caso de que sea necesario, te refiera a uno con experiencia en lesiones de la piel. “De un tiempo para acá, las oficinas dermatológicas no dan abasto con personas que quieren que se les evalúe alguna mancha sospechosa. Eso es positivo, pues la gente tiene más conciencia”, sostuvo.

¿Consejos? Pídele a tu pareja, a tu padre, madre o hijo, que te revise la espalda y haz lo mismo con él. Si se encuentra una lesión de forma o color irregular, algo que haya crecido en cualquier parte del cuerpo y no necesariamente en áreas expuestas al sol, es el momento de visitar a tu médico primario. Hay una razón muy poderosa para expandir esta búsqueda a las áreas no expuestas al sol. “El melanoma, que es el tipo de cáncer de piel menos común pero que más cuidado requiere, puede presentarse en áreas escondidas, como debajo de las uñas o la planta del pie”. Otras áreas que se deben revisar son detrás de las orejas, dentro de la boca, el área genital, perianal, ¡en cualquier parte!

Ortiz Espinosa describó tres tipos de cáncer de piel:

  • Cáncer de piel basocelular – Es el más común. Se presenta como una pelotita brillosa en áreas expuestas al sol, se puede ulcerar y casi siempre tiene como venitas por encima. Representa, aproximadamente, el 85 % de los cánceres de piel. Se trata “quemando, congelando, raspando, cortando” y regularmente no se riega a otras partes del cuerpo.
  • Cáncer escamoso – Representa aproximadamente el 15 % de los casos. Normalmente se encuentra en la cara, las orejas, los labios, la boca, el cuello, las manos, los brazos y la espalda. A diferencia del carcinoma basocelular, el escamoso se puede esparcir a otras partes del cuerpo, por lo que requiere más cuidado médico. Se trata con escisión; esto es que se corta bien y hay que mandarlo a patología.
  • Melanoma – Puede desarrollarse como un nuevo lunar o parte de un lunar preexistente. Es altamente curable si se diagnostica y trata a tiempo. Cuando se propaga (hace metástasis), por lo general a los pulmones o el hígado, puede ser extremadamente difícil de curar.

Los factores que pueden aumentar el riesgo de tener cáncer de piel incluyen tener piel clara, antecedentes de quemaduras de sol y demasiada exposición al sol. Otros factores de riesgo son vivir en un clima soleado, tener lesiones precancerosas en la piel y antecedentes familiares de cáncer de piel, entre otros.

Prevención

Para protegerte, sigue estos consejos:

  • Evita el sol durante el mediodía – Programa actividades al aire libre antes de las 9:00 a.m. y después de las 4:00 p.m., incluso cuando el cielo esté nublado.
  • Usa protector solar todo el año – Utiliza uno de amplio espectro que tenga un factor de protección solar de, al menos, 30. Aplícalo de forma abundante y repite la acción cada dos horas o más si nadas o sudas. Úsalo en toda la piel expuesta, incluidos los labios, la punta de las orejas y el dorso de las manos y el cuello.
  • Evita las camas solares – Las luces utilizadas en las camas solares emiten radiación UV y pueden aumentar el riesgo de padecer cáncer de piel.
  • Ten en cuenta los medicamentos que producen sensibilidad al sol – Algunos recetados y de venta libre de uso frecuente, como los antibióticos, pueden volver la piel más sensible a la luz solar. Pregúntale al farmacéutico.
  • Observa la piel regularmente e informa los cambios a tu médico – Busca nuevos crecimientos o cambios en los lunares, pecas, bultos y marcas de nacimiento existentes.

Recuerda que si eres diagnosticado y atendido a tiempo, tendrás mejores probabilidades de salir con éxito de la experiencia.

Foto: Dreamstime

No Comments Yet

Leave a Reply