Amor y control ante la adversidad

Puerto Rico vive días difíciles y desafiantes. El ambiente está tenso y los ánimos exacerbados. La incertidumbre de no saber en qué terminará el drama político puede ser fuente de ansiedad, especialmente para aquellos más sensibles a los cambios.

Lo primero que debes saber es que es normal sentirse ansioso o estresado ante lo que está ocurriendo, pues, además, es una situación nueva para el país. No pelees con tu miedo, porque eso lo alimenta: enfréntalo. Analiza lo que estás sintiendo y encuéntrale una razón, más allá de “estoy preocupado por las protestas”, por ejemplo. Busca una respuesta más específica; siguiendo el ejemplo anterior, podrías preguntarte qué es exactamente lo que te preocupa de las marchas. Responder esa pregunta puede llevarte a encontrar posibles soluciones que te lleven a un estado de tranquilidad o de menos preocupación. Te sugiero también que identifiques qué manifestaciones físicas se producen en tu cuerpo. ¿Se te acelera el pulso? ¿No puedes dormir? ¿Estás irritable? ¿Sientes malestar estomacal? Eso te sirve para anticipar cuándo debes poner freno a esos pensamientos que te causan ansiedad; piensa en otra cosa o conversa con alguien. También puedes distraerte un rato; escucha música, suelta el teléfono y aléjate de las noticias por un rato. Respira.

Algunos otros consejos para bajar el estrés son:

  • Haz ejercicio Solo 30 minutos de caminata pueden ayudarte a mejorar el ánimo, a reducir el estrés e incluso a dormir mejor.
  • Prueba una actividad relajanteIntenta la meditación o el yoga y otros ejercicios suaves.
  • Establece objetivos y prioridades Decide qué debes hacer y qué puedes esperar hasta más tarde.

Mantente conectado con personas que pueden darte apoyo emocional. No temas pedir ayuda a amigos, familiares y organizaciones comunitarias o religiosas.

La tolerancia es bien, bien importante, siempre, pero, sobre todo, en estos días. Recuerda que no todos tienen que pensar/sentir como tú y tú no tienes que pensar/sentir como los demás. Lo verdaderamente importante es que puedan intercambiar opiniones en un marco de respeto, sabiendo que al final del día, independientemente de lo que pase en el país, seguirán siendo familia, amigos o vecinos.

Si sientes que aún así no puedes lidiar con la situación, habla con un psicólogo o consejero. También puedes llamar a la línea PAS al 1-800-981-0023.

Foto: Pexels

No Comments Yet

Leave a Reply