El chocolate, tu aliado de belleza

¿A quién no le gusta el chocolate? Ese delicioso y cremoso sabor amargo que nos provoca satisfacción tan pronto lo probamos. Y es que, el chocolate, potencia la producción de serotonina, la hormona responsable de la felicidad y la relajación, por lo que al comerlo no solo saciamos las ganas de dulce sino que también conseguimos una sensación de bienestar, reflejándose también en nuestra piel y en nuestro cabello.

Si eres de las que cree que comer chocolate es realmente malo para tu piel, es hora de cambiar tu forma de pensar. Darte un capricho con este dulce no te hará estallar en granitos. Todo lo contrario, el chocolate siempre y cuando sea oscuro (bajo en azúcar y rico en cacao) tiene vitaminas, minerales y antioxidantes que nutren la piel y el cabello. Esto lo convierte en uno de los mejores aliados de belleza, ya que puede ayudarnos a conseguir una piel libre de arrugas, así como un cabello más hidratado y fuerte. Y al ser rico en polifenoles, mejora la circulación sanguínea, por lo tanto se utiliza mucho en tratamientos anticelulitis y de rejuvenecimiento, tanto facial como corporal, ya que tiene propiedades adelgazantes, desintoxicantes y reafirmantes.

Exfoliante para la piel

El chocolate es ideal para exfoliar nuestra piel, remover la suciedad y eliminar las impurezas.

Ingredientes:

3 cucharadas de cacao en polvo

1 taza de azúcar morena

1 cucharadita de esencia de vainilla

3 cucharadas de aceite de oliva o almendras (la cantidad de aceite puede variar, ya que deberás agregar la necesaria para formar una pasta).

Procedimiento: Mezcla los ingredientes hasta formar una pasta y aplica el exfoliante sobre tu rostro y cuerpo, previamente húmedos, haciendo movimientos circulares suaves. Deja actuar durante unos 5 a 10 minutos y enjuaga con agua tibia.

Mascarilla facial

Gracias a las propiedades antioxidantes del cacao, el chocolate es un ingrediente perfecto para la elaboración de mascarillas faciales que le devolverán al rostro la humedad, vitalidad y textura que tenía.

Ingredientes:

1 barra de chocolate negro

2 cucharadas de aceite de almendras

Procedimiento: Simplemente derrite el chocolate en baño de María y mézclalo con el aceite. Luego que se enfríe, aplica sobre tu rostro y déjala durante 20 minutos.

Mascarilla para el cabello

El chocolate, gracias a sus componentes como la vitamina B1 o minerales como el magnesio, es ideal para aportar una mayor elasticidad e hidratación al cabello.

Ingredientes:

1 barra de chocolate negro

2 cucharadas de aceite de oliva

Agua

Procedimiento:

Derrite el chocolate en baño de María. Añade el aceite y agua poco a poco hasta haber conseguido el espesor de un tinte de cabello, que cuando levantes la espátula, veas que no gotea. Deja que se enfríe y aplica la mascarilla sobre el cabello húmedo desde la raíz hasta las puntas. Masajea bien el cuero cabelludo e incide sobre las puntas para que queden bien nutridas e hidratadas. Deja que actúe durante 30 minutos, enjuaga con agua tibia y vuelve a lavar el cabello.

Foto: Dreamstime

No Comments Yet

Leave a Reply