Consejos para mejorar la memoria

Tener olvidos ocasionales, como no recordar el nombre de una persona que acabas de conocer, dónde estacionaste el carro, dónde están las llaves u olvidar un número de teléfono que has marcado cientos de veces puede ser motivo de preocupación. No se sabe si se trata de olvidos “normales” causados por el estrés o si a medida que envejeces se vuelve más difícil para el cerebro aprender cosas nuevas, recordar información tan bien como en el pasado, encontrar artículos como los espejuelos y crear nuevos recuerdos, incluso cuando puedes recordar acciones y hechos de hace años. Usualmente estas son señales de problemas leves de mala memoria, no de problemas serios de la memoria, de acuerdo al National Institute on Aging.

Sugerencias para mejorar la memoria:

  • Tómate el tiempo que necesites para hacer las cosas y no te sientas apurado ni permitas que otras personas te apresuren.
  • Adopta hábitos y rutinas que sean fáciles de seguir.

Consejos para lidiar con la mala memoria

Las personas que tienen algunos problemas de mala memoria pueden usar una variedad de técnicas que les podría ayudar a permanecer saludables y lidiar con cambios en su manera de pensar.

  • Planifica los quehaceres, haz listas de lo que tienes que hacer y usa ayudas para la memoria como notas y calendarios. Algunas personas encuentran que recuerdan las cosas mejor si mentalmente las conectan con un nombre, canción, libro o programa de televisión conocidos.
  • Mantén tus intereses o pasatiempos y desarrolla algunos nuevos, como servir de voluntario y visitar a familiares y amigos.
  • Participa en actividades físicas y haz ejercicios. Varios estudios han asociado el ejercicio aeróbico (como caminar rápido) con un mejor funcionamiento del cerebro, a pesar de que se necesitan más investigaciones científicas para afirmar con seguridad si el ejercicio puede ayudar a prevenir o retrasar la demencia. El ejercicio también ayuda a aliviar las sensaciones de estrés, ansiedad y depresión.
  • Consume alimentos saludables. Una dieta saludable puede ayudar a reducir el riesgo de muchas enfermedades crónicas y mantener el cerebro saludable.
  • Limita el consumo de alcohol. A pesar de que algunos estudios sugieren que el uso moderado de alcohol tiene beneficios para la salud, tomar mucho o cantidades excesivas de alcohol en períodos muy cortos de tiempo puede causar pérdida de la memoria y daños permanentes en el cerebro con el paso del tiempo.

Mantén la mente activa:

  • Lee mucho si tienes problemas para recordar palabras. Ten un diccionario a la mano o descarga una aplicación para el teléfono celular.
  • Participa en actividades placenteras que estimulen la mente, como crucigramas y juegos de mesa. Esto ayuda a mantener activas las neuronas en el cerebro, lo cual es muy importante a medida que uno envejece.
  • Si vives solo, comunícate con amigos y familiares. Coméntales acerca de tus problemas de memoria, para que sepan cómo ayudar.
  • Si te gustan los videojuegos, consigue uno que haya sido desarrollado para desafiar la mente.

Mantente organizado:

  • Pon la cartera, llaves y otros artículos importantes siempre en el mismo sitio.
  • Deshazte del desorden extra que haya alrededor de tu espacio vital.
  • Escribe una lista de lo que debes hacer y marca las cosas a medida que las hagas.
  • Observa fotografías de las personas que ves frecuentemente y etiquétalas con sus nombres.
  • Apunta tus citas y otras actividades en una agenda electrónica o calendario. Mantenlo en un lugar accesible y visible, como al lado de la cama.
  • Ten una lista con los números telefónicos y direcciones de familiares y amigos cercanos en tu cartera o billetera.

En algunas personas mayores, los problemas de la memoria son una señal de deterioro cognitivo leve, enfermedad de Alzheimer o demencia relacionada. Si los problemas con la memoria te preocupan y afectan tu funcionamiento personal o laboral, consulta con un médico.

Foto: AdobeStock

No Comments Yet

Leave a Reply