Yoga como tratamiento naturopático

El yoga se puede practicar a cualquier edad, genera energía y te hace sentir en pleno balance y vitalidad. Su práctica ayuda a prevenir enfermedades y es considerado un proceso de tratamiento naturopático que funciona como complemento curativo.

Wildeby Borges, instructora de Bodhi Yoga School, en Cayey, y estudiante de doctorado en Medicina Naturopática, explica que, “el yoga trabaja con su filosofía de conexión, alma, mente y cuerpo y eso va bien acorde con nuestra filosofía de medicina naturopática que es tratar a la persona enfocándonos en la causa que muchas veces es el aspecto mental, espiritual y físico de la persona”.

Llevando a cabo asanas o posturas, y ejercicios de respiración, se logra enviar sangre fresca al cerebro y cuerpo, obteniendo así tranquilidad. Según Borges, su enseñanza del yoga se enfoca en buscar ejercicios de respiración y compartir cómo ciertas posturas y estados mentales en el proceso de la meditación pueden afectar el cuerpo físico y etéreo.

“Lo utilizamos para llegar más allá de la raíz del problema que, en muchas ocasiones, resulta ser una desconexión de su mente y cuerpo”, detalla.

De ahí que, la manera más natural de volver a conectar es practicando la respiración. “Muchas veces las personas están tan enfocadas en los quehaceres del día que se olvidan de respirar. Nosotros nos enfocamos mayormente en la respiración. Cuando respiras, puedes vivir mejor. Cuando las personas empiezan a tomar conciencia de la respiración, todo cambia. Los estudiantes han expresado que han podido controlar ataques de pánico y hasta pueden recuperarse más rápido de cirugías”, asegura la instructora.

Uno de los ejercicios básicos de respiración dentro del yoga se conoce como kapalabhati, el cual facilita la limpieza de las vías respiratorias; expulsando grandes cantidades de dióxido de carbono del sistema automáticamente. Usualmente, este ejercicio ayuda a fortalecer los huesos y se han podido comprobar efectos fisiológicos positivos aplicados a la ciencia moderna. Además, suele practicarse en la postura de la roca que también es beneficiosa para aumentar el flujo sanguíneo en el área abdominal, la irrigación de sangre en el sistema digestivo y su paso.

“Cuando aprendes a respirar bien, la respiración es la conexión entre tu cuerpo y mente. Empiezas a crear conciencia de tu estado anímico, emocional y físico en ciertas situaciones”, indica Borges.

Ciertamente, el yoga trabaja como refuerzo para las defensas naturales del cuerpo, previene y contrarresta síntomas de enfermedades crónicas, a la vez que fortalece el estado mental y espiritual.

Para más información de los servicios que ofrece Bodhi Yoga School, comunícate al 787-590-7737 o visita la página de Facebook.

Foto: IStock

No Comments Yet

Leave a Reply