Múltiples los beneficios del masaje para niños

Los niños sufren estrés, insomnio, miedos, dolores musculares, de espalda y de cuello. El refrán de que los niños son de goma no es cierto. Cuando se caen  o reciben un golpe, aparentemente todo está bien y no es de cuidado, sin embargo, les duele, su cuerpo recibe el impacto y la molestia puede durar días.

El masaje es una excelente herramienta para ayudar a los chicos a aliviar el dolor, la inflamación y calmar el estrés.

La angustia cuando los regañan o cuando hacen algo mal los drena emocional y físicamente. Esos pensamientos provocan tensión y  no los dejan dormir.

Además, los dolores de crecimiento están presentes. Al menos esa es mi percepción porque, aunque científicamente los dolores de crecimiento en niños no han sido comprobados, eso no significa que no los sientan o que no existen. Esos dolores o molestias en la noche, en especial cuando el niño tiene entre 6 y 9 años, es común en la inmensa mayoría de los chicos.

Partiendo de esto, los menores también se benefician de las bondades del masaje. Una terapia de 30 o 45 minutos es suficiente para que puedan sentir alivio.

Una clienta muy especial

Recientemente me visitó una niña de 6 años quien recibiría un masaje por primera vez. Fue acompañada por su madrina, quien es clienta regular y conoce la manera en que trabajo. Cuando la niña vio la terapia, le dijo a su madrina que quería recibir un masaje y llegó a mi oficina.

Entrevisté a la menor y le expliqué en qué consiste el masaje: no debe ser doloroso, si hay alguna manipulación que doliera o se sintiese incómoda me debe avisar de inmediato. Le pregunté qué aroma le gustaría tener en el difusor y me respondió que el de china. Además, le pedí que me indicara si tenía algún dolor, molestia o algún área que deseaba que yo le prestase más atención.

Me comentó que le dolía la espalda alta y los hombros, en especial el lado derecho. Una vez dadas las instrucciones, salí del espacio para darle privacidad y su madrina la ayudase a estar cómoda y subir a la mesa de tratamiento.

Cuando le comencé a trabajar la espalda alta me percaté de que tenía tensión acumulada. Puedes notarlo porque la piel y fascia se sienten más rígidas y menos elásticas que otras zonas. Le hice varias manipulaciones en el área suave dentro de su nivel de comodidad.

Al finalizar la espalda ya la pequeña estaba completamente relajada y suspiraba. Los niños disfrutan el masaje, se sienten bien atendidos y se relajan.

Piernas

Los niños entre 6 y 9 años se quejan con frecuencia de dolor en las piernas en la noche. Es importante trabajarlas para que se alivie el dolor y desaparezca en la mañana.

Cuello

Los músculos del cuello acumulan tensión debido a la manera en que se sientan, si cargan bultos u objetos pesados para su cuerpo. Hasta el uso frecuente de celulares, juegos o tabletas puede afectar el área e incluso la alineación del cuello.

Espalda

Al igual que los adultos, los niños acumulan tensión y dolor en los hombros y la espalda alta.

Piernas y pies

A mi clienta le gusta correr bicicleta, patines y patineta, por lo que siempre está en movimiento y sus piernas y pies necesitan especial atención.

Estos son algunos beneficios del masaje para los niños:

  1. Alivia el estrés y la tensión del día – Los niños también sienten estrés: si están en la escuela y tienen exámenes, tienen alguna situación con sus amiguitos, reciben regaños de los padres, etc. Eso tiene efectos emocionales y físicos que se traducen en estrés. El masaje puede ayudar a que se sientan mejor.
  2. Mejora el sistema inmunológico – Esto se logra porque el masaje activa la circulación, que ayuda a que los tejidos reciban los nutrientes que necesitan y activa el sistema linfático, responsable de limpiar nuestro cuerpo de las toxinas.
  3. Mejora el dolor muscular – Los niños, por lo general, son muy activos jugando y practicando deportes. Los movimientos repetitivos, los golpes y las caídas provocan dolor muscular. El masaje alivia y los ayuda a sentir mejor.
  4. Aumenta la autoestima – Los pequeños se sienten atendidos, cuidados y mimados cuando reciben un masaje porque en ese momento toda la atención es para ellos.
  5. Mejora el sistema motor – Al trabajar suavemente los músculos, permite liberar la tensión acumulada en ellos y pueden tener mejor desempeño motor.
  6. Pueden dormir mejor y por más tiempo en la noche – Ya el cuerpo y la mente están relajados. El masaje también ayuda a bajar los niveles de cortisol o la hormona del estrés, así que tu pequeño o pequeña dormirá toda la noche.

Ese fue el caso de nuestra pequeña clienta quien durmió con un sueño reparador toda la noche y despertó a las 9:30 de la mañana del día siguiente. Relajada y tranquila, mi clienta disfrutó del aroma de chinas silvestres y de sonidos de la naturaleza. El masaje para niños es una excelente herramienta para ayudarlos a aliviar el estrés, los dolores y crear una mayor conexión entre padres o cuidadores y niños. ¡Inténtalo!

La autora es terapeuta del masaje, especialista en manejo del dolor y propietaria de Benestare. Para más información, puedes comunicarte al (787) 232-2010, benestarepr.com yami@benestarepr.com. Puedes acceder al Fan Page de  Benestare en Facebook.
Foto: IStock
No Comments Yet

Leave a Reply