Aprende a lidiar asertivamente con esos dolorosos días del mes

Durante la menstruación, además del sangrado usual, podrías experimentar otros síntomas como: calambres pélvicos o abdominales, dolor de espalda baja, hinchazón, senos dolorosos, antojos de ciertas comidas, cambio de humor e irritabilidad, dolor de cabeza y/o fatiga. El más común de estos puede ser la dismenorrea.

Dismenorrea se refiere a períodos dolorosos que pueden incluir calambres pélvicos. Para muchas mujeres usar un pad caliente o tomar un baño de agua templada les ayuda a aliviar los calambres ya que esto puede relajar los músculos uterinos que al contraerse son los que causan el dolor. Hay medicamentos que se consiguen sin receta que pueden ayudar con los síntomas, tales como el ibuprofeno o naproxeno; en caso de alergia a la aspirina, podría tomar acetaminofén.

Existen algunos remedios homeopáticos y/o naturales que también pueden ayudar con los dolores relacionados a la menstruación, como el té de camomila, la vitamina B1, el aceite de pescado y el suplemento de magnesio, entre otros que se han visto que mejoran los síntomas cuando se han comparado con placebo.

Aun cuando la menstruación afecta el estado de ánimo, y se dificulte hacer ejercicio o tener relaciones sexuales, estas actividades hacen que el cuerpo libere endorfinas y pueden aminorar los dolores pélvicos significativamente.

La dieta durante el período también es de gran importancia, porque se ha comprobado que múltiples alimentos pueden causar retención de líquidos y/o inflamación. Para prevenir esto se recomienda que se aumente la ingesta de vegetales y se baje el consumo de grasas, así como incrementar las proteínas y las fibras, lo que ayuda a mantener estable la azúcar en la sangre por lo que te disminuirán los antojos o munchies durante estos días. Se dice que esto ocurre durante las horas de la tarde, por lo tanto, procura que las meriendas sean alimentos como una pera con una cucharada de mantequilla de almendra o con una lasca de queso, y así por el estilo.

Lee también: 7 consejos para hablarle a tu hija sobre su primera menstruación

Del mismo modo está recomendado que dividas las comidas fuertes del día en pequeñas meriendas lo que reducirá también los antojitos frecuentes y así previenes las náuseas o calambres asociados con tu período.

La meta es no estar muy llena ya que podrías sentirte peor y el dolor aumentaría. La sensación de llenura o hinchazón puede resultar incomodísimo para la mayoría de las mujeres y esto va estar relacionado con lo que estás comiendo. Trata de evitar ingerir alimentos ricos en azúcar o bebidas gaseosas ya que aumentará la hinchazón o retención de líquido. También debes evitar las comidas saladas y procesadas; te sentirás mejor comiendo nueces, frutas, vegetales y granos, entre otros.

Muchas féminas con períodos abundantes pueden tener deficiencia de hierro por la cantidad de sangre que se pierde. Alimentos ricos en hierro podrían ser carnes rojas, cerdo, pollo, mariscos, habichuelas, vegetales verdes y pasas, entre otros.

Durante estos días te puedes sentir cansada o lenta por lo que una taza de café podría beneficiarte. Este también te ayudará con los calambres asociados a la regla por su efecto antioxidante. La recomendación sería entre 300-400 mg en la mañana.

Aunque los síntomas de la menstruación pueden variar de mes a mes y de mujer a mujer, es importante que cualquier dolor severo, sangrado anormal, ausencia de esta o cualquier cosa que no sea usual en ti, sea consultado con el médico.

La autora es especialista en Medicina de Familia y salud de la mujer. Es catedrática auxiliar del Departamento de Medicina de Familia del recinto de Ciencias Médicas y tiene su práctica privada en MEDChic, en Condado. Para información: (787) 504-5005 o medchic@hotmail.com.

Foto: IStock

No Comments Yet

Leave a Reply