El reto de criar hijos únicos

Seguramente será egoísta, un niño malcriado y antisocial. Estos son solo algunos de los mitos que existen alrededor de la crianza de un hijo único. Lo cierto es que lo anterior no tiene porque ser verdad, siempre y cuando los padres hagan un buen trabajo.

El amor es la clave

Cualquier niño que viva en un entorno amoroso, con límites y normas claros puede desarrollarse de la mejor forma, independientemente del número de hermanos que tenga.

No lo sobreprotejas

Un niño sobreprotegido se siente menos capaz de enfrentarse a la vida y tiene la autoestima más baja. Desde pequeño, créale pequeñas responsabilidades.

Establece límites

En ocasiones, el sentimiento de culpabilidad por no darle hermanos, hace que los padres corran el riesgo de sobreproteger a los hijos. Tu hijo necesita una madre afectuosa, pero que sepa ponerle límites.

Favorece su socialización

Es importante que comparta con primos, amigos y niños de su edad. Además de la escuela, puedes fomentar que practique deportes, asista a clases de arte u alguna otra actividad que le guste.

Enséñale tolerancia

Es importante hacer pequeños gestos como enseñarle a esperar su turno y dedicar tiempo a juegos de mesa, en los que algunas veces ganará y otras perderá.

Evita el elogio excesivo

El hijo perfecto no existe. No le hagas creer a él que lo es, pues se sentirá obligado a cumplir tus expectativas, y ese es un peso demasiado grande para un niño.

Foto: IStock

No Comments Yet

Leave a Reply