Que no te engañen los aceites para cocinar

Muchos piensan que si consumen grasas, van a engordar, pero no es cierto porque el cuerpo necesita las que son saludables. Estas se incorporan en nuestras células para crear su estructura; por eso, es importante darle a nuestro cuerpo grasas naturales versus las que están hechas por el hombre. A la hora de cocinar esto puede ser un poco confuso, porque el aumento de la temperatura del aceite hace que cambie su estructura molecular. Al reaccionar con el oxígeno del aire, se produce un proceso llamado oxidación.

Los aceites hidrogenados o parcialmente hidrogenados también pueden ser conocidos como “trans fats”. Estos son ricos en omega-6 y causan inflamación y enfermedades sistémicas. Son hechos de desperdicios por el hombre. Hay varios estudios que indican que estos aceites pueden causar: obesidad, depresión y enfermedades cardíacas.

¿Con cuáles aceites debes cocinar?

Prueba el aceite de coco, luego la mantequilla “grass-fed” y el aceite de oliva extravirgen. Cuanto más insaturada es una grasa, más sensible es al calor y a la oxidación. El aceite de coco, al ser mayormente una grasa saturada, es ideal para cocinar en altas temperaturas. El aceite de oliva tiene la propiedad de no oxidarse ni volverse tóxico, como otros al ser cocinados a altas temperaturas. Además, consigue mantener sus beneficios a pesar del calor. A veces evitamos la mantequilla, pero la “grass-fed” es rica en omega-3 y vitamina K2. Además, es una grasa saturada, que ya aprendimos que no reacciona igual a los aceites no saturados.

Tips adicionales

  • Recuerda guardar los aceites en un lugar que no le dé el sol directamente.
  • No comas muchas frituras.
  • No reutilices los aceites.
  • No lo sobrecalientes (que no salga humo).

Para ensaladas, puedes utilizar estos mismos e incluir aceite de aguacate y ajonjolí.

Ve a tu alacena y elimina:

  • Aceites vegetales, de canola, de maíz, “Crisco” y soya.
  • Cualquier aceite o comida que tenga: aceites hidrogenados o parcialmente hidrogenados.

Compra:

  • Mantequilla “grass-fed”, aceite de coco no refinado, aceite de oliva extravirgen, aceite de aguacate y ajonjolí para ensaladas.

La autora es instructora de yoga y health coach. Puedes comunicarte con ella a través de sus redes sociales en Facebook e Instagram como Eva Vega Yoga y en su página oficial balastudiopr.com.

Foto: IStock

No Comments Yet

Leave a Reply