Cómo debe ser la proporción entre dieta y ejercicios

Existen las mil y una dietas y la pregunta es: ¿cuál es la que debes hacer? o ¿cuál es la que más te conviene?

Los estudios señalan que la dieta solamente no es suficiente. No hay una varita mágica que te hará rebajar, es un asunto de comer saludable y hacer ejercicio. Algunos estudios indican que la proporción de dieta versus el ejercicio debe ser 75 por ciento dieta y 25 por ciento ejercicio.

La dieta

Hay personas que tienen el metabolismo normal, otras lo tienen lento y están las que lo tienen rápido. La mayoría de la gente que comienza una dieta lo hace sin saber cuántas calorías debe consumir. Algunos sujetos por su parte, realizan los estimados de cuántas calorías deben comer. Pero lo cierto es que existen formas de calcular las calorías a ingerir como con una prueba de calorimetría indirecta, que es la más precisa. Para poder alcanzar ese 75 por ciento de la dieta es importante –junto a las calorías a consumir– tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Dividir el consumo en tres comidas y tres meriendas (no se vale comerse todas las calorías en una comida).
  • La proporción más correcta para perder peso debe ser 50 por ciento hidratos de carbono, 25 por ciento grasa y 25 por ciento proteína. Esta proporción acelera el metabolismo.
  • Alejarse del azúcar y alimentos refinados, incluyendo bebidas con azúcar. Los hidratos de carbono se queman en dos horas y la grasa en ocho horas; por lo tanto, es mejor consumir los hidratos de carbono por el día y preferir un poco más de grasa en la cena y la merienda antes de dormir.
  • Siempre trata que sean grasas buenas omega-3.
  • Se deben planificar las comidas.
  • Busca las mejores alternativas cuando comas fuera de la casa.

El ejercicio

El 25 por ciento que representa el ejercicio en esta ecuación puede lograrse al hacer 25 minutos diarios de actividad intensa o 60 minutos de entrenamiento menos intenso, pero debe ser todos los días (¡todos los días!). Por ejemplo, si caminas una milla en 60 minutos, el cuerpo quema 400 calorías, pero si corres cuatro millas en 32 minutos, también quemas cerca de 500 calorías. Lo importante es que para perder peso el gasto de calorías por ejercicio más las calorías que gastas por tareas diarias más tu metabolismo sean mayores que el gasto de calorías que consumes en la dieta.

Por todo esto, es importante reconocer que se trata más que de una dieta o de un plan de ejercicios, de un estilo de vida. Recuerda que no mejoramos nuestra forma de comer para complacer a alguien o porque vamos para una actividad social, lo hacemos para gozar de mejor salud.

El autor es médico bariatra.

No Comments Yet

Leave a Reply