Cambia de manera inteligente tus hábitos alimenticios

Casi siempre que comemos y consumimos líquidos, optamos hacer algunas otras tareas. El consumir nutrientes es tan básico para nosotros que lo dejamos en segundo plano.

Aquí unos consejos para cambiar los hábitos de comida, según el portal de salud SELF.Con estos consejos, comerás menos y lo disfrutaras más:

Come lento

No solamente podrás saborear la comida más, pero comerás menos también. Tu cerebro se tarda unos 20 minutos en procesar que tu estómago está lleno, así que si comes muy rápido, te sentirás demasiado lleno después.

No hagas otras cosas mientras comes

Si te dedicas a ver televisión o leer mientras estás comiendo, no estarás pendiente de lo que comes. Tu mente pensará que tu estómago está satisfecho cuando solamente comes y no haces más nada.

Aléjate de la estufa

El doctor Brian Wansink recomienda poner por lo menos unos seis pies entre tú y la cocina para tratar de evitar que te levantes para repetir.

Usa platos y utensilios más pequeños para controlar tus porciones

Muchas veces comemos con nuestros ojos primero, así que si te sirves en un plato más pequeño con cucharas pequeñas, te engañaras para comer menos.

Sírvete al revés

Usualmente ponemos en nuestros platos los carbohidratos primeros pero si llenas tu plato de ensalada primero y después de la proteína, no tendrás mucho espacio para consumir tanto carbohidrato como los fideos y el arroz.

Sé el primero en ordenar

Cuando salgas con amistades, trata de ser el primero en ordenar para no verte tentado de ordenar un aperitivo como el resto del grupo. También serás el ejemplo cuando pidas la ensalada y no la pasta como todos los demás.

Baja el tenedor entre bocados

Mientras mastiques, pon el tenedor en el plato. Esto hará que te enfoques en cada bocado en vez de comer de prisa.

Toma agua entre bocados

El tomar agua hará que comas más lento y te sentirás más lleno.

No comas de la bolsa o de la caja

Cuando comes de una bolsa o de una caja, no puedes medir cuánto estás comiendo y no podrás parar tan fácilmente. Llena un bowl de cereal y siéntate, así no irás por más.

Enfócate en lo que tienes y no en lo que no tienes

Si te enfocas en lo que no puedes comer, te obsesionaras y lo buscaras. Enfócate en la comida saludable que tienes en el plato y te evitaras la culpabilidad de comer algo que te hace daño.

No ignores tu antojos

Un pedazo pequeño de chocolate no hará que aumentes de peso. Parte de ser saludable es incluir de tus comidas preferidas sin comer en exceso.

Deja el mejor bocado para el final

Si hay algo en tu plato que te gusta mucho, déjalo para el final para que tu último bocado satisfaga tus antojos.

Foto: IStock

No Comments Yet

Leave a Reply