Cómo me saco al ex del corazón

Las personas tienen la falsa creencia de que no pueden olvidar un gran amor; mentira. Si la media naranja se fue, tienes que vivir sin ella. Tu razón es más fuerte que todos los sentimientos que puedas sentir por la persona que se fue.

En ocasiones se va uno de los involucrados en la pareja con sentimientos de que todavía quiere a la persona que dejó, pero el amor que siente no es suficiente para permanecer en el lugar que vacío dejó. El dolor de una ruptura es malo, pero piensa en que dos medias naranjas bien amargadas son peor.

A continuación, algunos puntos para analizar, y que te ayudarán a sobreponerte y así olvidar ‘ese gran amor que no pudo ser’:

  • Cuando nuestra pareja nos deja, sentimos un vacío, un duelo, un dolor que pensamos que no podremos superar. La realidad es que sí podemos superarlo. Vive el presente, haz cosas que te gustan y hace tiempo no hacías. Sentirás miedo, pero según pasan los días, este desaparecerá poco a poco.
  •  Si te dejaron a ti, no hay marcha atrás; respeta esa decisión aunque te duela el alma (no llamadas, no mensajes, no hagas de espía, no intercambio de fotos, no encuentros).
  • La definición de una pareja saludable es: dos personas que se unen para disfrutar de darse amor, velar por el bienestar mutuo, reír sin parar, no criticarse constantemente, compañía y buenos tratos. El amor jamás es sinónimo de sufrimiento. El amor como sufrimiento es solo para las novelas. Si te dejaste de tu pareja porque en nada estaba la definición antes explicada, qué bueno que se dejaron, te ahorraste 4,000 lágrimas.

Lee también: Encontrar la pareja ideal

  • Cuando una pareja rompe, ambos tienen responsabilidad de la separación. Es hora de reflexionar de esa experiencia para ser mejores personas.
  • Usualmente las parejas se dejan con la confusión de cuánto se quieren o no se quieren. Sin embargo, aunque sientas una gotita de amor y te aferres a ella, la realidad es que terminó. Algo pasó que no hay pareja, quedan solo recuerdos y los recuerdos duelen.
  • Cuando la pareja termina hay tristeza, confusión, desilusión, desesperanza, cansancio, vacío, preguntas y todo esto es normal. Lo importante es que aún sintiendo todas estas emociones, eres valiente y fuerte para continuar con tus responsabilidades. 
  • El desamor se va y habrá otra media naranja. Esta vez ve despacio, porque en el amor un clavo no saca otro clavo.
  • La vida es generosa y el tiempo curará todas las heridas. Pronto tendrás la motivación para emprender una nueva aventura en la cual además, te amarás.

La autora es sicóloga clínica.

Foto: IStock

No Comments Yet

Leave a Reply