Cuida tu espalda en Navidad

La Navidad es un tiempo para regocijarse y compartir. Con tanta fiesta y celebración, es fácil encontrarse en medio de una serie de situaciones particulares de esta época que ponen en riesgo la salud de la espalda.

Según el cirujano ortopeda Héctor A. Vargas Soto, el riesgo para la espalda comienza con la comida y la bebida que se consume, muchas veces exageradamente, durante el periodo navideño.

“Unas libritas de más afectan nuestra apariencia y autoestima, e imponen una carga adicional a nuestra columna. Asimismo, al consumir bebidas alcohólicas nos deshidratamos. Cuando nuestros discos se deshidratan, pierden densidad y el espacio entre las vértebras disminuye. Cuando esto ocurre se comprometen los nervios adyacentes a las vértebras, se pinchan y producen fuertes dolores, –no solo de espalda– sino que se reflejan a lo largo de las extremidades cuyos impulsos nerviosos se conducen por esa área”, manifestó.

Asimismo, explicó que si bebes en exceso existe el riesgo de una caída que aunque parezca sencilla puede comprimir la columna, afectando la distancia entre los nervios causando un resultado similar –a veces peor– que el que ocurre por la deshidratación. El alcohol también puede resultar en accidentes automovilísticos en los cuales el daño a la columna puede ser irreversible, ocasionando paraplejia o cuadriplejia. Todo esto se evita con un poco de mesura a la hora de consumir comidas y bebidas, advirtió.

Lee también: Cuídate de la indigestión en Navidad 

Por otro lado, existen los riesgos asociados con actividades típicas de la época, como ir de compras. Las largas caminatas, horas esperando en fila cargando bolsas pesadas y el eventual empujón constituyen la “tormenta perfecta” para perjudicar la espalda. Para minimizar estos riesgos, el médico recomendó:

  • Utilizar calzado atlético que brinde soporte al pie, que sea cómodo y provea para la postura correcta del cuerpo ayuda grandemente en la lucha contra estas lesiones.
  • Llevar los paquetes al carro de manera constante en lugar de cargarlos todo el día.
  • Programar las compras para las horas menos concurridas evita largas filas y algún contacto accidental con otras personas.
  • Mantenerse hidratado siempre es sumamente importante para la salud en general, incluyendo la de la espina dorsal.
  • Por otra parte, si eres de los que aprovecha las Navidades para viajar, Vargas Soto sugirió que dividas la carga del equipaje para que ninguna maleta pese más que otra.
  • Dentro del avión no cargues equipaje cuyo peso te lesione cuando lo pongas en los espacios superiores.
  • No conduzcas si el clima no te lo permite, recuerda que no todos tienen la experiencia para guiar sobre hielo o nieve.
  • El calzado correcto y estar pendiente por donde se camina puede evitar una caída que refleje daños en el futuro.

Si aún siguiendo estas recomendaciones te lesionas, recuerda que hay tratamientos no invasivos como los bloqueos y las terapias físicas para fortalecer los músculos de la espalda y estiramiento.

“Como última opción considera la cirugía que provee una solución permanente al liberar los nervios pinchados y a veces la fijación de algunos niveles de la espalda con implantes para evitar que ocurra de nuevo”, planteó.

Para más información comunícate en el (787) 831-1425.

Foto: IStock

No Comments Yet

Leave a Reply