No te dejes manipular por tu mascota

Muchas veces escucho al dueño del perrito decir: ”Fluffy solo come comida de la casa, ‘pollo’, y no quiere la comida de perros. Cuando se la ofrezco, pasa el día sin comer y pienso que se puede morir de hambre”.

Este tipo de conducta de parte de Fluffy es manipulativa. El instinto humano o de un animal es de no dejarse morir de hambre. Un humano, con hambre de varios días, ingiere la comida hasta cruda; lo mismo hará tu mascota si le permites tener suficiente hambre. La comida seca para perros tiene todos los nutrientes que necesita para estar saludable. Al ser seca, estos nutrientes están concentrados en cada grano de comida.

Lee también: Acupuntura para tu mascota

La cantidad de comida debe ser de acuerdo con la edad y el peso de la mascota. Las indicaciones en la etiqueta es la cantidad para todo el día. Las mascotas de menos de cinco meses de edad se alimentan al menos tres veces al día. Si la etiqueta dice una taza de comida, esta se divide en tres porciones. Para perros de cinco meses a un año de edad, se divide la dosis diaria en dos porciones. El perro adulto, que es de un año de edad en adelante, se alimenta una vez al día.

Lee también: Minimiza las alergias causadas por las mascotas 

El dar comida de la casa causa problemas nutricionales, obesidad, mal aliento, acumulación excesiva de sarro en los dientes, infecciones de corazón, problemas de alergia y picor en la piel, entre otros. Para solucionar el problema de que tu mascota no quiere comer la comida comercial para perros, haz lo siguiente:

  1. Compra y ofrécele una comida que sea premium.
  2. Ten una hora específica para dar la comida.
  3. Cuando estés comiendo, lleva al perro a un área aparte para que no esté suplicando por comida.
  4. Ofrece la cantidad recomendada en la bolsa del alimento. Puedes añadir agua tibia o caldo de un cubito con sabor a pollo o res. También puedes agregar una cucharada diaria de comida de lata de gato o perro. Puedes tratar calentando la comida en un horno microondas para aumentar el sabor y olor de esta. A la mayoría de los perros les gustan los sabores a carne de res, pollo, cerdo u oveja en vez de las comidas hechas con maíz u otros cereales.
  5. Reduce los premios como las galletas, huesos y cueros.
  6. Limita el tiempo para comer. Si en 20 o 30 minutos no consume la comida, retira el plato, y al día siguiente, ofrécele comida fresca nuevamente. Puede tomar de tres a cuatro días en lo que aprende a comer. En ocasiones, puede que quiera alimentarse en días alternos en lo que aprende.

No te desesperes, ya que ningún animal se deja morir de hambre. Tratará que le den comida de la casa haciendo huelga de hambre, llorando, gimiendo, poniendo una carita triste. No cedas, porque pierdes la batalla y el perro no aprenderá a comer una dieta saludable. Consulta con el médico veterinario para que te ayude a modificar el comportamiento de tu mascota y evaluar su estado de salud.

El autor es veterinario.

Foto: IStock

No Comments Yet

Leave a Reply