¿Es saludable besar en la boca a los bebés?

Besar es un acto normal que se repite varias veces a lo largo del día, todos los días: saludamos a nuestros amigos con un beso (a veces casi fugaz) en el cachete, para despedirnos de nuestra pareja antes de salir para la oficina o para curar la herida de nuestro niño. Besar es muestra de cariño para alguien significativo en nuestra vida.

Pero, hay otros besos más íntimos; los que damos en la boca, que son para nuestra pareja y en muchos casos para nuestros hijos. la pregunta es, ¿es correcto besar en la boca a los bebés?

¿Por qué no besar a los niños en la boca?

La razón principal de quienes no creen que sea correcto es médica: creen que es un acto que puede transmitir enfermedades al bebé tales como catarro o más graves como herpes.

Otra razón ofrecida por los psicólogos, es que se debe considerar como el espacio privado del niño.

Lee también: El reto de criar bebés veganos

Las opiniones varían: para unos es inaceptable dar un beso en la boca a un niño, aunque sea su hijo, ya que relacionan ese beso con una conducta sexual y para otros es una costumbre normal, un gesto de cariño, sin ninguna connotación sexual, que crea un vinculo cercano entre padres e hijos. Los que favorecen esta práctica, suelen ir reduciéndola en frecuencia a medida que el niño va creciendo.

Los expertos hablan

Para la doctora Liselie Reyes Martínez, primera vicepresidenta del colegio de cirujanos dentistas, “eso está mal. Tenemos una flora normal de bacterias que forman parte de nuestra boca que siempre estará ahí. Al besar a un niño, el adulto le está transmitiendo sus bacterias”.

Sostuvo que la caries dental es una enfermedad infecciosa creada por una bacteria (estafilococo aureus) y es transmitida de padres a hijos, “por eso es bien importante que los adultos no besen a los niños en la boca, no prueben ni toquen su comida, porque se transmiten las bacterias”.

Asimismo, está el riesgo del herpes simples, que es una lesión que sale en el labio y la gente la confunde con un afta. “Llegan a la oficina diciendo que es un afta que le salió con el sol. Cuando lo reviso, no es un afta, es herpes simplex y este es transmitido de padres a hijos si les soplan la comida, por ejemplo”, manifestó, aclarando que el herpes simplex no tiene cura.

Lee también: Recomiendan que los bebés duerman con los padres

“Si el papá (o la mamá) tiene la lesión en la boca y le sopla la comida; le está transmitiendo el virus. Una vez la lesión surge, vuelve a reaparecer en diferentes instancias, como puede ser cuando se expone al sol, cuando hay cambios hormonales, cuando se enferma”. La dentista advirtió que el afta bucal no es una lesión que se desarrolla por bacterias o por trauma. El herpes simplex solo se transmite cuando la lesión está viva.

Por su parte, Enrique Gelpí, psicólogo clínico de niños y adolescentes, sostuvo que “es una pregunta que me han hecho varias veces. Yo lo evitaría, ya que entiendo que es algo que se puede considerar como un espacio privado del niño. Tampoco le damos a escoger, ya que son los adultos los que deciden e inician la acción. Además, cuando vaya creciendo, se puede convertir en una contradicción para el niño al tratar de establecer fronteras, roles y límites más tarde en su desarrollo”.

El infectólogo Jorge Beltrán fue más categórico: “No. Nadie. Ni los padres ni los abuelos; nadie debe hacerlo por el riesgo de transmitirle agentes infecciosos como el virus del herpes simplex, entre otros”.

Las cartas están sobre la mesa; es tu hijo y tú decides.

Foto: IStock

No Comments Yet

Leave a Reply