Reconstrucción de seno después del cáncer

Según la Sociedad Americana del Cáncer, alrededor de una en ocho féminas van a desarrollar cáncer de seno a lo largo de sus vidas. Gran parte de estas mujeres requieren de una mastectomía (extirpación) parcial o total del seno a lo largo de su tratamiento.

Hoy en día, muchas mujeres pueden recuperar su seno extirpado de forma inmediata o tardía gracias a los avances de la cirugía plástica reconstructiva. En estos casos, el cirujano plástico trabaja de la mano con el cirujano oncólogo y el resto de los médicos claves en su tratamiento para la mejor elección de reconstrucción.

Una mastectomía es un tipo de cirugía en la que se trata o previene (pacientes de alto riesgo) el cáncer de seno. La mastectomía puede ser parcial, en la que solo se remueve el tumor, o total, en la que se remueve todo el seno preservando la piel del área. En algunas ocasiones, durante la mastectomía total se puede preservar también el complejo de la areola y el pezón.

La reconstrucción de seno puede ser inmediata, cuando ocurre durante la misma intervención de la mastectomía, o tardía, una vez la paciente se haya recuperado de su cirugía inicial.

La reconstrucción inmediata tiene varias ventajas, ya que suele ser más estética por la preservación de la piel y a veces del pezón y la areola. También puede tener beneficios psicológicos debido a que la mujer evita verse sin senos. Es importante recalcar que la reconstrucción de senos, en la gran mayoría de los casos, requiere de varias cirugías para lograr el resultado final.

Lee también: Modificaciones nutricionales para mujeres sobrevivientes de cáncer de seno

Hay pacientes que presentan un tumor pequeño y localizado en un cuadrante y al mismo tiempo senos agrandados. Estas pacientes se benefician de una reducción de seno oncoplástica en la que se remueve el tumor del seno por el cirujano oncólogo y a la vez se les hace una reducción de seno y se rellena el defecto creado por la mastectomía parcial.

Sin embargo, hay pacientes que no son candidatas para este tipo de cirugía y se les recomienda una mastectomía total con reconstrucción utilizando una de tres técnicas:

Reconstrucción con expansores

Se colocan unos implantes temporeros detrás del músculo pectoral que se van llenando poco a poco con solución salina en un transcurso de cuatro a seis semanas para recrear la forma del seno. Una vez se completa esta fase, la paciente requerirá una segunda cirugía para intercambiar el expansor por implantes de silicona. Muchas veces durante esta etapa se pueden hacer injertos de grasa para corregir alguna irregularidad o defecto causados por la mastectomía.

Lee también: En aumento los diagnósticos tardíos de cáncer de seno en la Isla

Reconstrucción con tejido abdominal

Se usa el exceso de tejido abdominal bajo la piel y la grasa para transferirla al pecho y recrear el seno. Esta opción es una cirugía más compleja con un periodo de recuperación más largo. Algunos de sus beneficios es que requiere de menos intervenciones quirúrgicas para un resultado final con una apariencia más natural que con el uso de implantes.

Reconstrucción con tejido de la espalda

Se utiliza la piel y músculo dorsal ancho para recrear el seno. Muchas veces se requiere de un implante al mismo tiempo, ya que el grosor del tejido de la espalda no es suficiente para recrear un seno con mucho volumen.

Si durante la mastectomía no se preservó el complejo del pezón y la areola, este se reconstruye usando la piel del seno para recrear el pezón.

Esta es una cirugía sencilla que se hace con anestesia local y requiere una recuperación mínima. Una vez sane por completo entre aproximadamente ocho y doce semanas, se recrea la areola a través de la micropigmentación por tatuaje. Es importante recalcar que el número de mastectomías con preservación de pezón y areola está creciendo y es una decisión que se lleva en conjunto con el cirujano oncólogo y el cirujano plástico.

Si estás pensando en la reconstrucción, es de suma importancia que hables con un cirujano plástico para discutir las diferentes opciones y recomendar un plan. El mejor método dependerá de tu edad, afecciones preexistentes, tipo de cuerpo y cirugías previas.

Dr. Derik Marrero es también autor de este artículo. Ambos son cirujanos plásticos de Marrero Reconstructive & Plastic Surgeons.

Foto: IStock

No Comments Yet

Leave a Reply