Consejos para aumentar tu resistencia al ejercitarte

Una de las cosas que más afecta a las personas cuando empiezan a ejercitarse, es que no quieren empezar desde cero.

Se desesperan y quieren levantar 50 libras en la primera visita al gimnasio o correr 15 millas en cinco minutos cuando jamás habían dado ni siquiera una vuelta a la pista.

Por ignorancia o por desesperación, suponen que el ejercicio es fácil y que pueden empezar en un nivel avanzado sin tener consecuencias. Una aclaración: el ejercicio sí es fácil, pero lo es cuando empiezas desde abajo y vas progresando poco a poco.

El problema de querer empezar en avanzado siendo novato, es que se desmotivan con la misma velocidad con la que pretender lograr sus metas. Sin contar, claro, el riesgo de lesiones.

Así que esa no es la manera de aumentar tu resistencia. La aumentas empezando poco a poco, saboreando y disfrutando cada pequeño avance, permitiendo que tu cuerpo se vaya fortaleciendo para lo que viene después, que es precisamente, un aumento en la cantidad de peso o de tiempo de entrenamiento.

Greg Whyte, especialista en ciencia del deporte, dijo a la cadena de noticias BBC Mundo, que “he entrenado a muchas celebridades y las he ayudado a completar retos increíbles. Y está claro que incluso aquellos con poca experiencia y poco tiempo para entrenar lo pueden hacer”.

Según indicó, “poder hacer un ejercicio muy exigente es como todo en la vida, se necesita determinación y tenacidad, la habilidad de seguir cuando te caes y aprender de tus fracasos”.

Lee también: Ejercicios de fuerza para perder pulgadas

Añadió que lo más importante es la motivación, que es lo que te permite superar los momentos en los que te sientes peor y que es más fácil tener éxito si escoges un reto que disfrutas, tienes un buen plan de entrenamiento y apoyo. Para ello “lo primero que necesitas es tener la visión de lo que quieres hacer, que se trate de algo que te sacará de tu zona de confort, pero es allí donde está la magia”.

En segundo lugar, el experto mencionó “el convencimiento que tienes que tener para lograrlo, creer que lo puedes hacer pese a las voces, incluidas las tuyas, que te dicen que fracasarás”.

Corto y efectivo

Durante muchos años se creyó que correr largas distancias a un ritmo constante era la mejor manera de quemar grasa. Sin embargo, ahora se sabe que los entrenamientos con intervalos de alta intensidad pueden ser muy efectivos para reducir la grasa y aumentar la quema de calorías.

Un circuito de entrenamiento, clases de alta intensidad o rutinas con variaciones en trotadora o la bicicleta estática son formas muy efectivas para quemar calorías; con 30 o 45 minutos es suficiente.

De hecho, si lo haces a la intensidad correcta puedes hacerlo en menos tiempo. También debes pensar en el lado práctico, ya que este tipo de ejercicios puede hacerse en cualquier momento del día, lo que te ayudará a mantener una regularidad que te brindará beneficios al largo plazo.

No más básculas

Cuando se trata de perder grasa, ¿qué es lo que verdaderamente importate? ¿Ir bajando los números de la báscula o lucir saludable?

Son dos cosas muy diferentes, ya que puedes perder peso y tener una apariencia poco sana. El peso y el Índice de Masa Corporal (IMC) son indicadores poco confiables para medir la salud, mientras que observar la composición del cuerpo y el estado de forma aparecen como formas más efectivas.

Lee también: 10 momentos en los que no debes hacer ejercicios

Por ejemplo, puedes entrenar fuertemente y levantar pesas en el gimnasio; esto te permitirá ganar en músculos. En ese caso es muy probable que permanezcas en el mismo peso, pero te sentirás mucho mejor. Es más saludable enfocarse en mejorar la fortaleza, el estado de forma y el porcentaje de grasa en el cuerpo. Haz un seguimiento a tu progreso para que sepas que estás en la dirección correcta. Es ese progreso lo que cuenta.

No le temas a las pesas

Es fácil pensar que si lo que quieres es perder peso no debes levantar pesas, pero eso no es así. Al aumentar la masa muscular también aumentarás tu ritmo metabólico en reposo y esto te permitirá quemar calorías incluso cuando no estás haciendo ejercicio.

Tus músculos más grandes son los glúteos, tendón de la corva y cuádriceps, y si los trabajas con intensidad tu cuerpo se convertirá en una caldera de quemar calorías. Además, levantar las pesas también favorecerá que los músculos se fortalezcan y trabajen durante más tiempo.

Busca compañía

Inscribirte en sesiones de entrenamiento no solo te permitirá divertirte, sino que también te servirá para socializar y te dará motivación para tener éxito que deseas.

Lee también: Mejores ejercicios para tonificar glúteos

Atrévete a inventar

El secreto para mantener una rutina de ejercicios durante un año es que sea divertida y variada, pero no pierdas de vista el objetivo. Sesiones de alta intensidad, al aire libre, en el gimnasio, pesas, bicicleta, natación, correr, tienes a tu disposición un abanico de opciones que te permitirán mantener el entusiasmo.

Cuidado con las falsas promesas

Si lo que quieres es tener una vida más saludable y mejorar tu estado de forma, olvídate de los propósitos de año nuevo o de promociones que te prometen resultados inmediatos. La forma de lograrlo es considerar un plan a largo plazo, ajustado a tus necesidades de salud y condición física. Esa es la única fórmula que te permitirá ir aumentando tu resistencia sin que te aburras.

Foto: IStock

No Comments Yet

Leave a Reply