Acupuntura para tu mascota

La acupuntura es una modalidad de la medicina china tradicional que ha sido practicada durante miles de años. Puede definirse como la estimulación de puntos específicos en el cuerpo, usando unas agujas muy finas, que resulta en un efecto homeostático y terapéutico.

La estimulación con acupuntura logra resolver el bloqueo de energía vital del cuerpo, liberando el flujo de Qi y promoviendo que este se cure a sí mismo. Se puede tratar con acupuntura a los perros, gatos, caballos, vacas, aves, reptiles, animales exóticos y otros animales.

La diferencia entre la acupuntura para humanos y la practicada en animales es simplemente el grosor y tamaño de las agujas y los puntos de acupuntura. Las personas de la China antigua descubrieron 361 puntos en los humanos y 173 puntos en los animales.

Lee también: Conoce las virtudes de los perros

De acuerdo con la veterinaria y acupunturista Carla Sánchez Lugo, la milenaria terapia es recomendada para todos los animales, pero hace hincapié en que es en los gatos, perros y equinos donde más estudios ha habido, por lo que es en estas especies de animales con los que más se practica.

Además de ser eficaz para aliviar el dolor, la acupuntura promueve las estimulaciones musculoesqueletal y neurológica, resalta la doctora. Ayuda a combatir otros padecimientos como problemas gastrointestinales, afecciones de riñones y del sistema urinario, enfermedades del hígado y hasta problemas de comportamiento. Se ha conocido que ayuda con trastornos metabólicos y endocrinos, problemas reproductivos y de piel, afecciones cardiacas, enfermedades inmunes, anemia y problemas respiratorios. Ofrece al animal una mejor calidad de vida, especialmente a los geriátricos o los que padecen de tumores y cáncer.

Al introducir una de las agujas, el animal sentirá un pequeño pinchazo para de inmediato experimentar alivio a su dolor, pues se habrá estimulado un punto energético dentro de un meridiano.

Lee también: Cuando el niño quiere una mascota

La frecuencia de las terapias varía de acuerdo con la afección del animal y su severidad. Para lograr resultados óptimos, puede ser cada dos días, semanal o mensualmente.

Con relación a los efectos secundarios negativos, si se utiliza incorrectamente o se practica por alguien no entrenado, puede aumentar el dolor, afectar órganos internos, interaccionar con otros tratamientos y hasta afectar pacientes con cáncer. Nunca se deben aplicar agujas en un área infectada, porque puede introducir la bacteria más profundo.

No se recomienda la acupuntura si no hay un diagnóstico específico o en un paciente débil.

Sánchez Lugo finaliza manifestando que se puede combinar la acupuntura con otros tratamientos convencionales, como una terapia complementaria a la medicina convencional. En otras ocasiones se utiliza como alternativa y se combina con medicamentos herbales, suplementos y otras terapias holísticas, concluyó.

Para más información, llama la (787) 955-8929 y búscalos en Facebook: Ki’Vet Acupuntura y Terapias Holísticas para Mascotas

 

No Comments Yet

Leave a Reply