Semillas de chía: el superalimento de moda

Las semillas de chía se han vuelto indispensables en la dieta diaria e incluso entre las celebridades, no solo por su rico sabor a nuez, sino por sus grandes beneficios para la salud.

Pero ¿qué hace que las semillas de chía sean tan saludables? A continuación sus propiedades más destacadas:

Controla los antojos

Están repletas de fibra, por lo que son una buena opción para poner freno a los antojos, y crean una sensación de saciedad que ayuda a controlar el hambre entre horas.

Fuente saludable de ácidos grasos omega-3

El sistema nervioso central y las células de los órganos vitales se benefician de estos. Además ayuda a mantener brillantes la piel y el cabello.

Fuente de vitaminas del grupo B y minerales

Contienen vitaminas del complejo B (B1, B2, B3, B6 y B8), vitaminas A y E, y cinco veces más calcio que la leche. También tiene fósforo, magnesio, potasio, hierro, zinc, selenio y cobre.

Lee también: Recetas de meriendas dulces y altas en proteínas 

Propiedades depurativas y antioxidantes

Ayudan a eliminar líquidos y toxinas, regulan la flora intestinal y previenen la oxidación.

Aumentan la masa muscular

Gracias a su alto contenido de proteínas, aumenta la masa muscular y regenera los tejidos. Una buena opción para variar las batidas de proteínas después de ejercitarte en el gimnasio son estas semillas 100 % naturales.

Lee también: Maca: Uno de los superalimentos más usados 

Cómo comer las semillas de chía

Las semillas de chía son fáciles de digerir. La forma más común de consumirlas es mezclándolas con agua, jugo o algún alimento líquido. En menos de diez minutos absorben una gran cantidad de líquido, entre nueve y doce veces su volumen. Se formará un gel que puedes agregar a las batidas, mezclar con ensaladas, postres o simplemente tomarlo por cucharadas. Para hacer la receta del gel, mezcla un tercio de una taza de semillas con dos tazas de agua y mueve. Lo puedes almacenar en la nevera y utilizarlo cuando quieras.

Receta

Pudín de semillas de chía

Ingredientes:

  • 3 cucharaditas de semillas de chía
  • 1/2 a 3/4 de taza de leche de almendras o de coco sin azúcar
  • 1/4 cucharadita de extracto de vainilla

Procedimiento:

Usa un recipiente hermético para mezclar y agitar los ingredientes. Deja en el refrigerador durante la noche (o por lo menos de tres a cuatro horas). Puedes añadir fruta fresca, coco rallado, nueces (como la almendra) o granola cuando lo prepares o lo vayas a consumir.

¡OJO! Si usas medicamentos anticoagulantes o tienes baja presión arterial, consulta a tu médico antes de empezar a consumirlas como dieta para bajar de peso.

Receta y fuente: Eva Vega Meléndez coach de salud e instructora de yoga

Foto: IStock

No Comments Yet

Leave a Reply