¿Qué sucede en una reunión de Alcohólicos Anónimos?

Las personas se reciben con sonrisas, con afecto y abrazos, se alegran de ver a uno llegar. Comparten sus historias no con culpa ni vergüenza, sino con el conocimiento de que lograron vencer algo que parecía insuperable.

“Alcohólicos Anónimos no es un programa, es una comunidad de hombres y mujeres que nos reunimos con regularidad para compartir fe, fortaleza y experiencia con un programa sugerido de recuperación”, afirma Jaime, representante de la organización y alcohólico recuperado hace cinco años.

Ese sentido de comunidad es evidente desde un principio. Los miembros de Alcohólicos Anónimos tienen el apoyo de un grupo de personas que han pasado por situaciones similares o peores y que están dispuestos a hacer cualquier cosa para que la persona no vuelva a beber y pueda tener una mejor calidad de vida.

El requisito mínimo para ser parte de Alcohólicos Anónimos es querer dejar de beber.

Existen sesiones abiertas en las que personas que no son alcohólicas o que no se han identificado como alcohólicos pueden asistir. A estas reuniones llegan los esposos, esposas, familiares, amistades o invitados por personas que pertenecen a la organización.

Así que acepté la invitación de una amiga y decidí que valía la pena escribir algo sobre el tema porque la transformación positiva que vi en ella desde que dejó de beber y las historias que escuché esa noche me impactaron.

Lee también: Señales de que el alcohol está tomando el control

Tal y cómo explican los participantes del programa, para ser alcohólico y para necesitar la ayuda que brinda Alcohólicos Anónimos es necesario tocar fondo. Tu vida, como ellos lo describen, tiene que haberse tornado ingobernable.

¿Qué es tocar fondo?

“El fondo es esta única situación donde yo estoy entre la espada y la pared. Que yo me doy cuenta que tengo un problema. Porque una de las características de esta enfermedad es que es astuta, desconcertante y poderosa”, explica Jaime.

Para algunos ese “fondo” puede ser un accidente de tránsito, un despido laboral, problemas con la pareja o matrimonio, problemas financieros y demás.

Muchos de los que llegan a Alcohólicos Anónimos están en negación de que tienen un problema (aunque sea evidente) y no les interesa estar ahí. Van por obligación, sea por orden judicial o porque pasaron por un proceso de desintoxicación o porque el doctor, el psicólogo, la pareja o el jefe le dieron un ultimátum.

Por eso la recomendación inicial es: “Lleva el cuerpo en lo que tu mente llega”.

Lee también: Alcohol puede causar siete tipos de cáncer 

En las reuniones, los participantes reciben apoyo, les dan herramientas para cambiar su vida: aprenden sobre los 12 pasos, las 12 tradiciones y los 12 conceptos de servicio, escogen un padrino/a para llamar cuando necesitan asistencia o mentoría, cambian de entorno y de aquellas cosas que asocian con el alcohol.

“Aquí no se viene a dejar de beber (solamente), aquí se viene a transformarte como una nueva persona pensando en lo positivo que tú sacas de tu ser”, señala Yoyo, quien lleva dos años en recuperación.

Puede ser una experiencia aislante al principio y las recaídas pasan. Jaime tuvo varias antes de lograr mantenerse firme. Muchos asistentes dieron testimonio de esto durante la reunión, descubren que pueden hacer las cosas que hacían antes para las que el alcohol parecía un requisito—ir a la playa, salir a bailar, compartir en una fiesta familiar—sin tener que beber.

En cada reunión, y muchos van diariamente o varias veces en semana, repiten la afirmación, “Mi nombre es ________ y soy alcohólico/a”. Esto lo dicen aunque no hayan tocado una gota de alcohol en décadas, ya que el programa es un compromiso de por vida.

“¿Por qué digo que soy alcohólico? Porque no se me puede olvidar de donde yo vine. Esta es una costumbre que nosotros tenemos para recordarnos de la piedra que nosotros salimos. Si yo me olvido del pasado estoy condenado a repetirlo”, puntualiza Jaime.

¿Piensas que puedes tener un problema con el alcohol o conoces a alguien que pueda ser alcohólico? Visita alguno de estos recursos para orientarte:

Foto: IStock

No Comments Yet

Leave a Reply