11 razones para amar el ejercicio

¿Será posible? Sabes que el ejercicio es bueno para tu salud física y emocional. Puede ayudarte a bajar de peso, aliviar el estrés y a mejorar el estado de ánimo. Sabes que es bueno para prevenir enfermedades del corazón y otros padecimientos… y a pesar de todo esto ¡no te gusta el ejercicio! ¡Es un martirio!

Quizás te sirva de algo leer que mejores la percepción que tienes del ejercicio; no lo veas como algo que tienes que hacer, sino como algo que deseas hacer. Ajusta la rutina de ejercicios para que se convierta en algo que realmente esperas hacer. Algunos consejos para que cambies la actitud hacia el ejercicio son:

Sé fiel a ti mismo

Busca actividades que se adapten a tu personalidad. Si eres muy sociable, prueba con actividades grupales. Si la competencia es lo que te impulsa, empieza jugando ping pong, por ejemplo y si prefieres ejercicio solitario, piensa en trotar o nadar.

Prueba algo nuevo

¡Hay un mundo de posibilidades a tu disposición!, desde clases de salsa hasta actividades aeróbicas que dan gratis en algunos municipios. Nunca sabrás qué actividades podrías disfrutar hasta que las pruebes. Si te parece difícil ir solo, busca a un amigo o un familiar, ¡de seguro alguno de ellos quiere entrenar y le falta lo mismo que a ti!: compañía.

Lee también: Ropa cómoda y apropiada para cada ejercicio

Escucha a tu niño interior

Piensa en las actividades que disfrutabas de niño y vuelve a intentarlas. ¿Baloncesto? ¿Saltar la soga? Te sorprenderás al descubrir lo mucho que todavía disfrutas tus pasatiempos de la infancia.

Elige tu lugar óptimo

¿Prefieres actividades al aire libre? Intenta con actividades como caminar o trotar. Si prefieres ejercitarte en espacios interiores, el yoga o los vídeos de ejercicio podrían ser una opción para ti.

Mezcla todo

¡No te limites! Incluso la actividad más divertida puede ser aburrida si la haces diariamente. Piensa en algunas cuantas cosas que te gusten y que haces bien. ¡Aprovecha y combínalas! Por ejemplo, podrías jugar al golf los sábados, tomar clases de salsa los lunes.

Escucha tu música favorita

Escuchar música contribuye a que el tiempo pase y mantengas tu ritmo en alto. Asegúrate de que el volumen esté lo suficientemente bajo como para escuchar lo que está sucediendo a tu alrededor.

Lee también: El ejercicio: mi nuevo amor

Manténte motivado

Empezar con una rutina es sólo el primer paso. También necesitarás ayuda para estar motivado de manera que persevere con sus nuevos hábitos.

Recuerda lo mucho que disfrutas el ejercicio

La mayoría de las personas se sienten muy bien después de hacer ejercicio, pero por alguna razón, es difícil recordar ese sentimiento antes del siguiente entrenamiento. Como recordatorio, escribe un par de notas sobre lo bien que se siente después de un entrenamiento o tómate una foto después de tu rutina y colócala en la nevera para que lo inspire.

Comparte el progreso en línea

Los medios de comunicación ofrecen muchas maneras de compartir tu progreso y recibir retroalimentación positiva de amigos. Busca sitios en la red donde puedas hacerle seguimiento a tu rutina diaria de caminar o correr. Si te gusta escribir, inicia un blog sobre tus aventuras.

Regístrate en un evento de caridad

Estos eventos te ofrecen la posibilidad de caminar, correr o montar en bicicleta por una buena causa. Además, no son sólo divertidos, sino que entrenarse para ellos puede ayudarle a mantener su motivación en alto. Muchas organizaciones de caridad ayudan a los participantes organizando carreras de entrenamiento o salidas en bicicleta. Podrás ponerte en forma mientras conoces nuevos amigos o aumentas su motivación al registrarse para el evento con familiares, amigos o compañeros de trabajo.

Recompénsate

Deléitate por lograr tus objetivos. Piensa en recompensas que apoyen sus esfuerzos, como unos nuevos zapatos para caminar, un monitor de ritmo cardíaco o un reloj con GPS que se puede utilizar para hacerle un seguimiento a sus entrenamientos. Las pequeñas recompensas funcionan igual de bien como las entradas para un concierto o una película.

Foto: IStock

No Comments Yet

Leave a Reply