Consejos para estudiar con niños que padecen déficit de atención

Si eres la madre de un niño diagnosticado con el Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), probablemente ya has descubierto que necesitas mucha paciencia para lograr que te preste atención, sobre todo a la hora de estudiar, y no solo logre la meta de obtener buenas notas, sino que realmente aprenda.

Aparte de todo lo relacionado con su vida escolar, cuando haces las tareas en casa, pasas más tiempo estudiando y necesitan (ambos) un mayor esfuerzo de cara a los exámenes que otro alumno que no tenga TDAH. El consejo principal es que no vayas en contra de la corriente, sino a favor de ella. Si tu hijo no puede alcanzarte, alcánzalo tú. O lo que es igual, no trates de subirlo a tu nivel, baja al suyo. Entendiendo la situación desde su punto de vista de seguro les ayudará mucho a ambos.

Consejos para lidiar con los tantrums de tus hijos

A continuación, la psicóloga clínica Delmara Rivera, especialista en TDAH, te brinda una serie de recomendaciones para que la experiencia de estudios sea más llevadera y efectiva.

-Debes procurar un espacio con iluminación apropiada y sin distracciones (como televisión o música) para estudiar y realizar las tareas.

-Para ayudar a organizar sus tareas y responsabilidades, puedes utilizar una pizarra que actualices a diario y que le permita al menor monitorear los trabajos pendientes. De esta forma puede organizar su tiempo de manera eficiente.

-En la medida en que sea posible, mantén una estructura precisa y clara de lunes a viernes. Actividades como juegos de vídeo en la semana no son apropiadas y eventualmente el menor puede presentar mayor cansancio mental.

-A la hora de estudiar, haz primero aquellas tareas que no requieren el uso de tecnología y luego las que son en Internet. De esta manera, ambos serán más eficientes en el manejo del tiempo.

¿Tiene tu niña el síndrome de la princesita?

-Procura retirar efectos electrónicos como celulares a la hora de hacer tareas, debido a que en ese proceso muchos estudiantes envían mensajes de texto a sus compañeros sobre temas que no son relevantes a lo que deben estudiar.

-Se recomienda que en la noche no le dejes el celular en su habitación, pues podría usarlo inadecuadamente hasta altas horas de la madrugada y tener dificultad para levantarse al día siguiente.

-Procura conocer cuáles son las áreas de necesidad de tu hijo, para que te asegures de que la escuela/colegio donde estudia pueda brindar los acomodos razonables justos y necesarios.

Urgen limitar exposición de los niños a la violencia

-Recuerda que es importante contar con las revaluaciones psicoeducativas realizadas con un mínimo de cada dos años para monitorear el progreso del menor. No olvides que estas evaluaciones representan el plan de tratamiento en su área educativa.

-Busca información sobre nuevos tratamientos para TDAH como la terapia COGMED.  Los padres deben mantenerse informados sobre nuevas alternativas de medicamentos o tratamientos.

-Es de suma importancia que asistan de manera consecuente a las citas con los proveedores de salud (psiquiatra de niños y adolescentes y psicólogos).

La psicóloga explicó que la terapia Cogmed Working Memory Training es el resultado de investigaciones científicas que demuestran que los procesos de atención están vinculados a la memoria de trabajo. Este tratamiento lo pueden realizar niños en edades preescolares, adolescentes, adultos y envejecientes.

Claves para la crianza positiva

Algunos de los beneficios van dirigidos a la mejoría en atención y concentración, mejores destrezas para seguir y completar las instrucciones y mayor eficiencia para realizar las tareas, por lo que las completan más rápido.

El trastorno

Por lo general, el TDAH comienza en la niñez pero puede continuar en la adultez. Es el trastorno de la conducta más comúnmente diagnosticado en los niños y es más frecuente en los varones.

Se desconoce su causa exacta, aunque se cree que una combinación de factores genéticos y medioambientales interviene en su desarrollo. Los estudios de imagen sugieren que el cerebro de los niños con TDAH es diferente al de niños sin este trastorno. Los encajan en tres grupos: los que tienen dificultad para concentrarse (desatención o falta de atención), los que son extremadamente activos (hiperactividad) y los que tienen dificultad para controlar el comportamiento (impulsividad).

Si deseas más información, visita www.psiquiatria-psicologia.com o llama al (787) 764-3566.

No Comments Yet

Leave a Reply