Problemas del lenguaje en adultos

Los problemas del habla no solo afectan a los niños, existen condiciones de salud que pueden hacer que un adulto con perfecta capacidad  de comunicación,  enfrente repentinamente problemas para comunicarse.

La licenciada en patología del habla, Nellie Torres, asegura que los adultos que reciben terapia del habla son personas que gozaban de una vida normal y plena y un evento de salud les ocasionó que perdieran sus funciones comunicativas.

Generalmente, se debe a alguna de las siguientes condiciones: derrame cerebral o accidente que causó trauma en el cerebro, Parkinson, condición de Lou Gehrig (esclerosis lateral amiotrófica, una condición que afecta a las neuronas motoras en el cuerpo, principalmente brazos,  piernas y  boca), demencia, esclerosis múltiples o tumor cerebral.

La directora clínica y fundadora del Instituto Fonemi de Puerto Rico, afirma que en muchas ocasiones eran personas muy exitosas, por lo cual verse imposibilitados de comunicarse les causa mucha ansiedad.

“Son condiciones que te anulan socialmente porque el instrumento social número uno es la comunicación y estas personas, entonces, tienden a no hablar o se limitan a monosílabos”.

La patóloga señala que la dificultad del lenguaje suele estar relacionado a alguno de los siguientes diagnósticos:

Apraxia

Dificultad para programar los movimientos de la boca para decir las palabras que en su cerebro saben que tienen que decir. “Hay un desfase entre lo que el cerebro le envía y lo que la boca hace con ese mensaje para producirlo”.

Disfasia

“Tienen un daño cerebral que les ocasionó un daño en el músculo, la boca o sistema respiratorio.  A veces los ves con la boca abierta, se babean, algunos ni siquiera pueden mover la boca, otros de solo un lado y suelen tener dificultad en masticar y tragar. La persona puede decir sonidos y si el oyente  se concentra, puede  entender lo que se le dice”.

Afasia

Las personas tienen problemas en formular oraciones y encontrar las palabras que quieren decir, comprender lo que se les dice y en las destrezas de lectura y escritura. “Es como tener un niño que tiene que comenzar a desarrollar el lenguaje. Es la más incapacitante porque no puedes entender, es como si de momento te tiraran en Alemania”.

Según la experta, una persona podría tener diagnóstico combinado de las tres.

Tratamiento

Aunque los pacientes con este diagnóstico no recuperan sus destrezas de lenguaje en un 100%, Torres indica que algunos pueden obtener hasta un 80% de sus capacidades.

“Los objetivos son parecidos a cuando trabajas con niños, la idea es llevarlos a una comunicación exitosa,  pero las estrategias y materiales son diferentes, la idea es que su vida sea más funcional.  Factores como la edad, rapidez con la cual comenzó el tratamiento y severidad de la condición,  son determinantes.

“No es lo mismo que ocurra a los 50 años que a los 80, entre más joven ocurra tienes una mejor prognosis ya que el cerebro tiene neuroplasticidad, el cerebro con estímulo crea nuevas conexiones y comienzan a trabajar otras áreas del cerebro, porque esas partes murieron”, indica la experta, mientras señala que entre más alto el nivel de educación, mayor posibilidad de recuperación.

Recomendaciones para los familiares

  • “Realiza preguntas cortas y sencillas”.
  • “Si el paciente tiene disfasia, debes dejar lo que estás haciendo para escucharlo y establecer contacto visual. También puedes mostrarle alternativas visuales hasta dar con lo que se quiere decir. Si no hay estímulo visual, que escriba lo que quiere expresar”.
  • “Involúcralos en actividades de su agrado y que aun pueda realizar”.
  • “No los sobreprotejas”
  • “Celebra sus progresos”
No Comments Yet

Leave a Reply