Nuevas opciones para remover tatuajes no deseados

¿Tatuarte su nombre? Por qué no… Pasan los años y el arrepentimiento no te deja vivir.

La remoción de tatuajes solía implicar muchísimas sesiones de láser y la posibilidad de que no se eliminara por completo. Los avances tecnológicos no solo te permiten desaparecer toda huella de esos arrebatos de juventud, también la cantidad de sesiones de láser se reducen considerablemente. Asimismo, estas nuevas opciones son eficaces con colores que antes resultaban resistentes a todo tratamiento.

“Antes utilizábamos diferentes tipos de láser para diversos colores. PicoSure trabaja en tatuajes profesionales, amateurs y todos los colores, aunque a veces el rojo puede ser un poco más resistente. Es ese caso, podemos combinar el tratamiento de PicoSure con el láser Q Switch-Nd:Yag de doble frecuencia, que trabaja muy bien sobre el rojo. PicoSure también es efectivo sobre tatuajes cosméticos, traumáticos producidos por la brea o carbón después de un accidente, y medicos, como los que se utilizan para la radioterapia”, explica el Dr. Luis Ortiz Espinosa, director médico de la clínica dermoestética Nova Derm.

¿Qué podemos esperar del tratamiento?

“Se realiza en la oficina y puede aplicarse una anestesia tópica 15 minutos antes del tratamiento para reducir molestias. La sesión puede durar desde segundos, en caso de tatuajes pequeños, hasta minutos. Una vez finalizado el proceso, el paciente puede ver que el tatuaje se pone completamente claro, luego el área se inflama. Horas después comienzan a aparecer ampollas, especialmente sobre las áreas con tinta verde. A los pocos días, estas comienzan a drenar, se secan y eventualmente se cae la cáscara sin dejar cicatrices a largo plazo”.

¿Cuántas sesiones se requieren?

“Eso depende del tatuaje. Por ejemplo, uno como una letra pequeña puede ser que desaparezca tras una sola sesión, pero el promedio son de cuatro a siete sesiones cada cuatro a seis semanas”.

¿Cuál es el costo por sesión?

“En promedio de $50 a $400 por sesión, depende del tamaño y complejidad del tatuaje. Mientras más profesional, grande y más colores tenga, más difícil es de remover”.

¿Y después del tratamiento?

“El paciente debe lavar el área en el hogar al menos dos veces al día con agua y jabón. Luego aplica vaselina o Aquaphor para mantenerlo humectado y cubre con un vendaje que no tenga adhesivo en la parte que toca el tatuaje durante los primeros cinco a siete días. Una vez haya caído la cáscara, debe eludir exponerse al sol, aplicar y reaplicar protector solar cada dos horas para evitar manchas”.

¿Está contraindicado para algún tipo de paciente?

“Como con todo láser, debemos tener precaución especial con pieles oscuras y aquellas con tendencia a cicatrizar con queloides debido a enfermedades como el lupus, dermatomiositis y otras enfermedades del colágeno”.

 ¿Qué efectos secundarios podría ocasionar?

“Una ventaja de la tecnología de PicoSure es que se reduce la probabilidad de efectos no deseados como cambios en la pigmentación en el área alrededor del tatuaje. En muy raras ocasiones presenta alguna cicatriz, en su mayoría porque el paciente no sigue las indicaciones para el cuidado del área tras el procedimiento”.

¿Desaparece el tatuaje en su totalidad?

“Nadie puede garantizar que un tatuaje va a desaparecer totalmente. Esto es un efecto que va in crescendo con cada sesión. La única garantía es que PicoSure es la mejor y más avanzada tecnología hasta la fecha con resultados más notables en menos sesiones”.

No Comments Yet

Leave a Reply