Cinco consejos de la nutricionista para perder peso

Todos sabemos cómo aumentar de peso; comemos lo que nos gusta y complace a cualquier hora y en cualquier cantidad y no hacemos otro ejercicio que no sea el de mover la quijada. Años de esa práctica pasan factura; cinco libras de aumento en un año, siete el otro, diez el siguiente… y así es como de pronto nos encontramos pesando 220 libras y no sabemos cómo pasó.

Entonces queremos perderlas todas en un mes.

Si ya decidiste que quieres rebajar, lo primero que tienes que hacer es bajarte de la nube. Sí, así tan duro como parece. Tienes que ser realista y no pretender perder en solo un mes las 50, 80 o 100 libras que aumentaste en cinco años.

Las expectativas son importantes porque cuando pase ese primer mes y veas que lo que rebajaste no se acerca a lo que imaginaste, podrías perder la motivación para lograr tu meta, cuando eso no es lo que deseas; tu deseo es rebajar, sentirte y verte bien.

Lograr y mantener un peso saludable es importante para tu salud y bienestar en general. Además, de acuerdo a la nutricionista y educadora en diabetes, Karilyn López,  puede ayudarte a prevenir la diabetes tipo 2, enfermedades del corazón y algunos tipos de cáncer.

“Realizar cambios en los hábitos de alimentación y hacer una buena selección de alimentos junto con el aumento en la actividad física y ejercicio lo ayudará a alcanzar y mantener su peso saludable estable,  dejando atrás esas libras demás”, aseguró López.

Seleccionar alimentos con bajo índice glucémico (IG) es una de las herramientas que puede ayudar a planificar las comidas más saludables.

Según explicó la nutricionista, los alimentos con un bajo IG se digieren y son absorbidos lentamente, produciendo un aumento gradual en los niveles de azúcar e insulina en sangre.

Por el contrario, los alimentos con un alto IG se digieren y se absorben rápidamente ocasionando un aumento súbito de los niveles de glucosa e insulina en sangre.

Los niveles elevados de insulina en sangre están relacionados al desarrollo de obesidad o ganancia en peso, hipertensión, dislipidemia (aumento de los lípidos en la sangre) e intolerancia a la glucosa (mejor conocido como prediabetes). La glucosa que las células no utilizan como fuente de  energía se acumula en forma de grasa.

Si deseas perder peso, los siguientes consejos de López, pueden ayudar.

  • Para perder peso, necesitas quemar más calorías de las que consumes. Una pérdida de peso saludable se logra con una combinación de reducción de calorías en la dieta y un aumento la actividad física y el ejercicio.
  • La selección de alimentos con un bajo índice glucémico puede ayudar a controlar tu peso ya que muchos de los que se incluyen en una dieta balanceada (granos enteros altos en fibra, frutas, vegetales, productos lácteos bajos en grasa, alimentos no procesados,) tienen un índice glucémico bajo.
  • Para las comidas, prefiere una combinación de hidratos de carbono de bajo IG y una fuente de proteína magra. Esta combinación de alimentos se digiere lentamente y evitará que sientas hambre rápido.
  • Realiza de 30 a 60 minutos de ejercicio diarios, como participar de algún deporte, caminar, nadar, correr bicicleta o bailar. Lo importante es que te diviertas  mientras lo haces y que forme parte de tu rutina diaria.
  • La combinación de alimentación balanceada (¡no la llames dieta!) y ejercicio es determinante. Si notas que se te está haciendo difícil alcanzar tu peso objetivo, visita a una nutricionista e incluso busca ayuda psicológica, ya que elementos inconscientes podrían estar atropellando tu motivación o saboteando la consecución de tus metas.

¡Éxito!

No Comments Yet

Leave a Reply