Coliflor: el vegetal que ayuda a perder peso

La coliflor –fuente de nutrición, diurética y laxante– es un gran alimento para incluir en tu dieta porque es bajo en calorías y se puede preparar de varias maneras.

Esta verdura, que a muchos no les gusta, puedes consumirla en estas deliciosas recetas, que de por sí son a base de hidratos de carbono y que aquí te las mostramos con la coliflor como sustituta.

¡Bon appétit!

7 beneficios de la coliflor

  1. Previene ciertos tipos de cáncer.
  2. Provee una mejor digestión ya que es una gran fuente de fibra.
  3. Contiene una alta cantidad de antioxidantes.
  4. Es antiinflamatorio pues contiene ácidos grasos omega-3 y vitamina K.
  5. Es un aliado para el embarazo pues es rica en ácido fólico (B9).
  6. Obtienes vitaminas del complejo B, además del folato, pues también está cargado con niacina, riboflavina, ácido pantoténico y tiamina.
  7. Protege el corazón ya que tiene alicina, que reduce los accidentes cerebrovasculares y enfermedades del corazón.

Una pizza saludable

¿Es posible comer una pizza rica en sabor, llena de nutrientes y sin harina? Sí lo es. Simplemente sustituye la harina por coliflor. Tu paladar no sabrá la diferencia.

 Ingredientes:

 Masa:

  • 1 cabeza de coliflor rallada
  • 1 huevo
  • 1 taza de queso mozarela
  • 1 ajo
  • 1/4 cucharadita de orégano molido
  • 1/4 cucharadita de ajo en polvo
  • Sal a gusto
  • Pimienta roja molida

 Ingredientes para la cubierta:

  • 1/4 taza de salsa marinara
  • 1/2 zucchini
  • 1/4 taza de brócoli
  • 1/4 taza de olivas Kalamata
  • 1/2 taza de tomates cherry
  • 1/2 taza de setas
  • 1/2 taza de queso mozarela
  • 1 1/2 tazas de arúgula
  • Aceite de oliva

 Procedimiento:

Calienta el horno a 450°F. Ralla la cabeza de la coliflor. Hierve por 10 minutos y deja enfriar. Une todos los ingredientes de la masa hasta crear una pasta. En una bandeja de pizza o de aluminio (un poco engrasada) colócala y dale la forma que desees. Cocina la masa por unos 15 minutos o hasta que se dore. Retira del horno y cambia la temperatura del horno a broil. Vierte la salsa marinara, dejando un centímetro de borde. Coloca un poco del queso mozarela, agrega los vegetales y por último, el otro poquito de queso. Ponla en el horno nuevamente hasta que el queso se derrita. Al sacarla, añade la arúgula, la pimienta roja recién molida y un chorrito de aceite de oliva.

¿Arroz sin hidratos de carbono?

¿Te es difícil deshacerte del arroz? Sustitúyelo con coliflor. Una receta con cero hidratos de carbono y gluten, y amigable para los vegetarianos.

Ingredientes:

  • 1 coliflor
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo
  • Sal y pimienta a gusto
  • 1/4 de taza de cilantro picado
  • 1/2 limón

Procedimiento:

Procesa la coliflor hasta que tenga el parecido del arroz. Caliéntala en una sartén por 5 minutos. Mientras la cocinas, añádele el aceite, el ajo, la sal, la pimienta, el cilantro y el limón para darle sabor.

Tortillas mexicanas sin harina

En vez de tortillas de harina, crea la tuya con coliflor. Tiene la misma textura que una tortilla regular, pero es libre de gluten y de harina.

Ingredientes:

  • 3/4 de coliflor
  • 2 huevos
  • 1/4 de cilantro picado
  • 1/2 limón
  • 1/2 cucharada de sal

Procedimiento:

Procesa la coliflor hasta que sea más fina que el arroz. Ponla en un envase y cocínala en el microondas por dos minutos. Luego, cocínala por 13 minutos más, pero con tres a cinco minutos de intervalo. Al terminar, añádele los dos huevos, el cilantro, el limón y la sal. Mezcla. Divide en partes iguales haciendo bolitas y en una bandeja para hornear con papel pergamino, aplánalas hasta que queden en forma de una tortilla. Hornea por 10 minutos, voltea las tortillas y hornea por siete minutos más. Por último, colócalas en una sartén a fuego bajo para darles color.

Majado de coliflor

¿Te gustan las papas majadas? Prueba esta sabrosa variación a ese tradicional plato.

 Ingredientes:

  • 1 coliflor pequeña o mediana, lavada y picada
  • 1/4 a 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 2 dientes de ajo pequeños y picados
  • 2 cucharadas de leche de almendras o de arroz (puedes usar crema de coco o de soya si deseas que la receta quede supercremosa)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Una pizca de pimienta negra
  • 1/4 cucharadita de tomillo seco

 Procedimiento:

Cocina la coliflor al vapor o hiérvela, hasta que quede tierna. Escúrrela y transfiérela a un procesador de alimentos. Pulsa el procesador hasta que la coliflor se descomponga. Agrega el ajo, la sal y el aceite. Prende el procesador y agrega gradualmente las dos cucharadas de leche de almendras. Si la mezcla no se está combinando bien, intenta raspar el tazón del procesador y comienza de nuevo un par de veces. Si aún no está mezclando, añade un toque más de leche de almendras. El producto final debe quedar suave y liviano. Añade una pizca de pimienta y el tomillo, e incorpora. Sirve caliente.

No Comments Yet

Leave a Reply