Cómo reducir el consumo de harinas

El exceso de harinas es una de las causas más comunes de sobrepeso tanto en grandes como en pequeños. Se consumen harinas prácticamente a todas horas y muchas personas no encuentran la manera de dejar esta gran tentación.

Conoce la razón y algunos consejos para liberarte de ellas.

Si necesitas bajar de peso y mejorar tu salud, lo aconsejable es reducirlas o eliminarlas.

También es importante informarte para decidir si las harinas son o no necesarias para ti en este momento de tu vida. Como siempre menciono, cada persona es diferente y lo que es bueno para unos puede ser perjudicial para otros.

Existen mezclas en forma de alimento que son altamente adictivas y que van más allá de tu voluntad por comer o parar de comer. Simplemente, porque te estimulan y causa placer a nivel cerebral. Si uno le da al cuerpo hidratos de carbono, luego tiene ganas de seguir consumiéndolos. Las harinas suelen volverse adictivas, Cuando su contenido es convertido en glucosa, estimula la insulina y cuando llega al sistema nervioso, ocasionando lo antes mencionado, querrás comerlo aún más.

Otra razón es el famoso gluten en ellas, el cual hace mucho daño en el organismo a nivel de llegar a inflamarlo.

Hay hábitos que pueden ayudarnos a liberarnos poco a poco de este gran antojo.

 Pasos: 

No las compres

Si no están en tu alacena, no querrás consumirlas. Evita llevar a tu casa panes blancos, harina para “pancake” regular, galletas regulares, entre otros productos.

Sustituye

Intercambia galletas crujientes por vegetales o alternativas saludables que tengan la misma textura.

No brinques ninguna comida

Mientras más comes de forma adecuada, equilibrada y saludable, menos ganas tendrás de consumir un pedazo de pan o dona a cualquier hora.

Duerme bien

Descansar siempre es importante. Cuando descansas, reduces los niveles de ansiedad que, en muchas ocasiones, nos traiciona y nos hace querer consumir ese gran antojo repleto de harina.

Aprende recetas nuevas

Por ejemplo, pizza elaborada con brócoli o coliflor, lasaña de calabacín o berenjena, espaguetis de pepinillo o a base de quinua, pancake elaborado con nueces, entre otros.

 La autora es experta en nutrición holística. Para más información, visita la página de PregWoFit.

No Comments Yet

Leave a Reply