Piel: el órgano más grande y el más expuesto

¿Sabes que la piel es el órgano más grande del cuerpo? Cualquier cosa que la irrite, obstruya o inflame puede causar síntomas como enrojecimiento, hinchazón, ardor y picazón.

La alergia, irritantes, su composición genética y ciertas enfermedades y problemas del sistema inmune pueden provocar problemas en la piel, algunos de los cuales, como el acné, también afectan su apariencia.

Debes cuidarla y atenderla porque la piel:

  • Mantiene los fluidos corporales dentro del cuerpo, previniendo la deshidratación.
  • Protege contra las bacterias y virus que pueden causar infecciones.
  • Te ayuda a percibir el mundo externo, si hace frío o calor, si está húmedo o seco.
  • Regula la temperatura del cuerpo.
  • Elabora vitamina D cuando recibe sol.

Por eso, debes conocer algunas de las afecciones que con más regularidad pueden perturbar la salud óptima de tu piel.

 Cáncer de piel

Es la forma de cáncer más común en los Estados Unidos. Los dos tipos más frecuentes son el de células basales y el de células escamosas. Por lo general, se forman en la cabeza, la cara, el cuello, las manos y los brazos. Otro tipo de cáncer de piel, el melanoma, es más peligroso pero menos común.

Cualquier persona puede desarrollar cáncer de piel, pero es más frecuente entre quienes:

  • Pasan mucho tiempo bajo el sol o sufrieron quemaduras por el sol
  • Tienen piel, cabellos y ojos claros
  • Tienen un familiar con cáncer de piel
  • Tienen más de 50 años de edad

El tratamiento incluye cirugía, radioterapia, quimioterapia, terapia fotodinámica y terapia biológica.

 Eccema

El término eccema (o dermatitis) se usa para designar varios tipos distintos de hinchazón de la piel. No es peligroso, pero muchos tipos pueden causar enrojecimiento, hinchazón y picazón. Los factores que pueden causarlo incluyen otras enfermedades, sustancias irritantes, alergias y la constitución genética individual.

No es contagioso. El tipo más común es la dermatitis atópica, un cuadro alérgico que deja la piel seca y con picazón, frecuente en los bebés y los niños. El eccema es una enfermedad crónica. Puedes prevenir algunos tipos evitando los irritantes, el estrés y las cosas que te causan alergias.

 Impétigo

Es una infección de la piel, generalmente causada por la bacteria estafilococo, aunque en ocasiones puede ser causada por el estreptococo. Suele presentarse en niños entre las edades de dos y seis años. Tiende a comenzar cuando las bacterias entran por una grieta de la piel, como una cortadura, rasguño o picadura de un insecto.

Los primeros síntomas son pequeñas llagas rojizas o similares a una espinilla rodeadas por piel enrojecida, las cuales suelen presentarse en la cara, los brazos y las piernas, aunque pueden encontrarse en otros lugares.

Las llagas se llenan de pus, al cabo de algunos días se abren y forman una costra gruesa. Con frecuencia pican y pueden diseminarse cuando la persona se rasca. El impétigo puede contagiarse por contacto con las lesiones o la secreción nasal de una persona infectada. Puede tratarse con antibióticos.

 Infecciones de la piel

Aunque la piel tiene una función protectora de los gérmenes, no siempre gana la batalla y a veces estos la pueden infectar. Algunas de las infecciones más comunes son:

  • Bacterianas: celulitis e impétigo. Las infecciones por estafilococo también pueden afectar la piel.
  • Virales: culebrilla, verrugas y herpes simple.
  • Por hongos: pie de atleta e infecciones por cándida.
  •  La piel también puede tener parásitos, como piojos y sarna. El tratamiento de estas infecciones depende de su causa.

 Psoriasis

Causa picazón o parches dolorosos de piel engrosada y enrojecida con escamas plateadas. Suele aparecer en los hombros, las rodillas, el cuero cabelludo, la espalda, la cara, las palmas de las manos y las plantas de los pies, pero también puede presentarse en otras partes del cuerpo.

Algunas personas con esta psoriasis pueden adquirir una forma de artritis conocida como artritis psoriásica. Es causada por un problema en el sistema inmune. En un proceso llamado recambio celular, las células de la piel que crecen en su parte más profunda avanzan hacia la superficie. Normalmente, esto demora un mes.

En la psoriasis, ocurre en algunos días debido a que las células avanzan demasiado rápido. Esta afección, que suele ocurrir entre los adultos, puede persistir por mucho tiempo, incluso durante toda la vida.

Los síntomas aparecen y desaparecen y los factores que pueden empeorarlos incluyen infecciones, estrés, piel reseca y ciertas medicinas. Algunas veces es hereditaria. Los tratamientos incluyen cremas, medicinas y fototerapia.

 Trastornos de pigmentación de la piel

Pigmentación significa coloración. Los trastornos de la pigmentación de la piel afectan su color. Esta lo obtiene de un pigmento llamado melanina, que es producido por células especiales de la piel. Cuando estas células se dañan o se enferman, se afecta la producción de melanina. Algunos trastornos de la pigmentación afectan solamente ciertas regiones y otros, todo el organismo.

Si el cuerpo produce demasiada melanina, la piel se oscurece. El embarazo, la enfermedad de Addison y la exposición al sol pueden oscurecer la piel. Si el cuerpo produce muy poca melanina, la piel se hace más clara, como ocurre ante la presencia de vitiligo.

El albinismo es un cuadro genético que afecta toda la piel. Una persona con albinismo puede no tener color, una coloración más ligera que su piel normal o áreas de piel sin color. Las infecciones, las ampollas y las quemaduras pueden ser otras causas de regiones de piel más clara.

 Manchas en la piel

Existen muchos tipos de manchas de la piel. De acuerdo con la dermatóloga Mayra Beauchamp, las más comunes se llaman lentigos solares y parecen pecas grandes en las áreas expuestas al sol (cara, cuello, pecho y antebrazos). “En su mayoría empiezan a aparecer como a los 30 años y se oscurecen y multiplican de ahí en adelante con el pasar de los años (por eso las llaman las manchas de la edad o age spots.

Las otras manchas importantes que se ven comúnmente en nuestra población latina y mayormente en las mujeres de edad reproductiva son las del melasma, añadió. El melasma ocurre en el rostro y se presenta con unas manchas oscuras sobre las mejillas, la frente, la barbilla y el área del bigote.

“La exposición solar a largo plazo es el factor más importante en su desarrollo, pero también puede tener una relación directa con las hormonas femeninas y por esta razón son más comunes en el embarazo y con el uso de las pastillas anticonceptivas”.

Su tratamiento puede comenzar en cuanto empiecen a incomodar al paciente y es mejor no esperar, ya que con los años la piel pierde la capacidad de regeneración, necesaria para que los tratamientos sean más efectivos.

 Acné

Es una enfermedad común de la piel que causa espinillas (granos), que se forman cuando los folículos pilosos que se encuentran debajo de la piel se tapan. La mayoría de las espinillas aparecen en el rostro, el cuello, la espalda, el pecho y los hombros. Aunque cualquier persona puede tener acné, es común en los adolescentes y los adultos jóvenes. No es grave, pero puede dejar cicatrices. Se desconoce su causa exacta, pero se cree que los cambios hormonales, como los que ocurren en la adolescencia o el embarazo, tienen alguna relación con su aparición.

Existen muchos mitos acerca de las causas del acné. Con frecuencia se culpa al chocolate y las comidas grasosas, pero en la mayoría de los casos hay poca evidencia de que la comida tenga algún efecto sobre el acné. Otra creencia popular es que la piel sucia puede favorecer el acné; sin embargo, los puntos negros y las espinillas no son producto de la suciedad. El estrés no produce acné, pero puede empeorarlo.

Si tienes acné, limpia la piel con suavidad, intenta no tocártela y evita el sol. Los tratamientos incluyen medicamentos y cremas.

 Rosácea

La rosácea es una enfermedad crónica que afecta la piel; en la mayoría de los casos solo la cara. Causa enrojecimiento de la piel y espinillas. Es más común entre las mujeres y personas de piel clara y suele afectar a adultos de edad mediana y avanzada.

Los síntomas pueden incluir enrojecimiento frecuente del rostro, pequeñas líneas rojas debajo de la piel, acné, inflamación de la nariz y piel gruesa, generalmente en la frente, la barbilla y las mejillas. Muchas personas con rosácea también presentan síntomas en los ojos, como enrojecimiento, sequedad y picazón y a veces problemas con la vista.

Aunque su causa es desconocida, hay más probabilidades de tenerla si te enrojeces con facilidad o si hay historial de rosácea en la familia. Aunque no existe cura, no es peligrosa y los tratamientos farmacológicos y algunas veces cirugía, pueden ayudar.

No Comments Yet

Leave a Reply