Yoga al rescate

¿Tensiones? ¿Estrés? ¿Cansancio? ¿Desamor? ¿Con dolor físico o emocional?  ¿Con deseos de desaparecerte de la sociedad por que no puedes más con la presión? La lista podría alargarse o mejor aun disminuir si deseas un mejor estilo de vida.

Si te relacionas con alguno de estos síntomas, el yoga podría ser el tónico mágico para muchas situaciones que atravesamos y vivir un estilo de vida en armonía.

El yoga reduce el estrés, incrementa la energía y el sistema inmunológico, elimina toxinas, tonifica músculos, reduce dolores físicos, incrementa la confianza en uno mismo y genera claridad en la mente entre muchos otros beneficios.

¿Qué es Yoga?

La palabra yoga encuentra su raíz en el sánscrito y significa “YUG” = Unión.

12895456_10153330834651386_513436134_n

Unión entre tu Cuerpo-Mente-Alma.  Es una ciencia-disciplina milenaria que, a través de los años, se ha convertido en parte de un estilo de vida para quienes lo practican.
La práctica del yoga puede incluir detalles tan básicos y humanos como saber respirar, sentirse joven, habitar el momento presente y renovar cuerpo-mente-alma.

Yoga es vida, gratitud, amor propio, al prójimo, bienestar, alegría, sonrisas y muchas cosas más que cada practicante va descubriendo día a día.

La práctica para cada persona es muy individual y única.  Llevas tu cuerpo hasta donde te lo permita en las posturas desde lo más básico hasta ver el progreso con la práctica.  Las necesidades de la personas varían, y así mismo varían los estilos de yoga.  El yoga es para todos y lo puede practicar desde una embarazada, hasta niños, adolescentes, adultos, atletas, personas en silla de rueda y personas en edad avanzada.

No existen limitaciones para practicar esta disciplina.  Lo más importante es respirar y, si respiras, algún estilo de yoga hay para ti.

El “Hatha Yoga” es el estilo de yoga más practicado y accesible para todo tipo de persona.  Este estilo de yoga, se basa en una serie de posturas corporales, llamadas “asanas”, cuyo propósito es lograr armonizar mente, cuerpo y emociones. Se realizan “asanas” (posturas) en conjunto a la respiración o “pranayamas”, con el fin de llevar al cuerpo y la mente a un estado de relajación y meditativo.

El “Saludo al Sol”

Cualquier momento es bueno para comenzar esta disciplina milenaria.  Observa y atrae lo que quieras lograr para ti a nivel físico y mental.  ¡Respira profundo! ¡Atrae esa intención y visualízala!

Tu mente y cuerpo se manifiestan con solo respirar profundo.  Comienza a soltar tensiones, estrés, aquieta la mente.  Llénate de energía vital con cada inhalación y libera tensiones con cada exhalación.  Realiza este ejercicio sencillo varias veces.  La respiración es esencial para comenzar esta práctica.

Si estas lista (o) para comenzar puedes empezar con una secuencia de asanas llamada “Saludo al Sol” o “Surya Namaskar”.  Esta secuencia de posturas se practica en varios estilos de yoga como el Hatha Yoga.

El “Saludo al Sol” se puede variar y modificar para cada persona dependiendo si la persona tiene alguna condición o limitación.

12899833_10153330815656386_707081674_n

El “Saludo al Sol” es recomendado por sus beneficios para personas de todas las edades y especialmente para los que no pueden dedicar mucho tiempo a su práctica de yoga.

La razón por la que esta secuencia de posturas de “Saludo al Sol” es tan altamente apreciada es porque las asanas del “Surya Namaskar” trabajan la mayor parte de los grupos musculares, así como la columna vertebral y el sistema respiratorio.

Esta serie de asanas logra vitalizar, estimular varios sistemas, energiza, rejuvenece el cuerpo y, a la vez, relaja la mente.
En la secuencia en el “Surya Namaskar” se realizan doce posturas de yoga, vinculadas entre sí por un movimiento fluido y acompañado por pranayamas (respiraciones).

Cada una de las doce posiciones de estiramiento en la secuencia del “Surya Namaskar” contribuye a trabajar potenciando una parte diferente del cuerpo y los diferentes grupos musculares. Por otra parte, practicar cada mañana esta secuencia ayuda a expandir y contraer el pecho con el fin de regular la respiración.

¿Estás en búsqueda de ejercicios tonificantes y relajantes? Haz cada mañana el “Surya Namaskar”.

Incluir esta secuencia a una rutina de entrenamiento puede contribuir de una manera muy eficiente a la flexibilidad de la columna vertebral y elasticidad de las articulaciones.

Nota:

Antes de comenzar su práctica, debes estar consciente de que muchas posturas tienen beneficios y, a su vez, pueden tener contraindicaciones. Nunca comprometas tu cuerpo a completar una postura que te pueda lastimar.

El cuerpo es un sabio templo y comunicará cuáles son sus límites. Mi recomendación es que se practique la postura bajo la supervisión de un instructor de yoga certificado.

La autora, Mara Saldaña, es instructora de yoga certificada. Síguela en Facebook, Instagram y Twitter

Fotos por Kelvin Sánchez

No Comments Yet

Leave a Reply