Terapia física para sobrevivientes de cáncer

La terapia física es fundamental para las mujeres que se encuentran en tratamiento contra el cáncer de seno y para las sobrevivientes.

Los ejercicios ayudan a estas pacientes a sobrellevar los efectos secundarios de los tratamientos y medicamentos que reciben una vez finaliza la etapa clínica.

La doctora Ana Leticia Mulero Portela dirige el Programa de Terapia Física para pacientes de cáncer de seno del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico.

“Estos programas de ejercicio son ofrecidos mediante fondos subvencionados por la Fundación Susan G. Komen, Capítulo de Puerto Rico.  Comenzamos a atender a las pacientes desde que son diagnosticadas hasta una vez han salido del tratamiento”.

La terapia física ayuda a que las pacientes regresen a una vida activa, después del diagnóstico, ya que estudios han probado que tienden a volverse sedentarias.

Muchos beneficios

La terapia física ejerce en la paciente los siguientes beneficios:

  • Se recupera más rápido.
  • Tolera mejor los efectos secundarios del tratamiento y de las intervenciones que se llevan a cabo una vez finaliza la terapia.
  • Desarrollan confianza en sí mismas. Si antes no realizaban algún tipo de ejercicio, comienzan a hacerlo. “El ejercicio puede ser tan fácil como caminar o nadar”.

“En el programa cubrimos la parte aeróbica, les damos ejercicios de fortalecimiento con bandas elásticas, ejercicios de balance y flexibilidad. Este año, hemos tenido la gran dicha  contar con el gimnasio del Decanato de Estudiantes. Ahora el programa cuenta con dos vertientes, hacer el ejercicio en el hogar o poder acudir al gimnasio. Tenemos 20 pacientes en el gimnasio y 20 en el programa de tratamiento de ejercicios que se llevan a cabo en el hogar”.

Persigue la prevención

Entre los beneficios preventivos que provee el ejercicio en estas pacientes:

  • Se previene el desarrollo del edema que afecta el brazo que se encuentra del lado del seno mastectomizado.
  • Previene la recurrencia del cáncer.
  • Mantiene la salud ósea.
  • Se mitigan efectos secundarios de la quimioterapia a corto y largo plazos. “Hay pacientes cuyas medicinas de mantenimiento (particularmente las que se recetan en los casos del tipo de cáncer que resulta positivo a hormonas) producen unos efectos secundarios que causan dolor en las coyunturas, debilidad en las manos, neuralgias, y crean una menopausia prematura, además de problemas en los huesos. Estos ejercicios las mantienen más saludables”.

La doctora Mulero destacó el beneficio mental como el aspecto más importante. “Se desarrolla una confianza en el sistema de cuidado”.

Controlan el aumento de peso

La doctora Bárbara Segarra, de Susan G. Komen for the Cure, Capítulo de Puerto Rico y decana de la Escuela de Profesiones de la Salud del Recinto de Ciencias Médicas afirmó, por su parte, que  “muchas personas aumentan de peso con el tratamiento. Algunas terminan con 30 libras o más por encima de su peso normal. Lo ventajoso de esta terapia es que comienzan a llevarla a cabo en el gimnasio y una vez finalizan el programa la pueden continuar en la casa”.

La doctora Segarra –quien es sobreviviente de cáncer de seno- afirmó que “las secuelas de un tratamiento pueden extenderse hasta 10 años luego del mismo. La quimioterapia, por ejemplo, afecta la memoria, y es impresionante la forma en que el ejercicio contrarresta este efecto secundario”.

“También disminuye los niveles de estrés y todos los cuestionamientos que atacan la mente de las pacientes, comparten entre pares con otras sobrevivientes con quienes pueden ser honestas y expresar sus sentimientos y sus emociones con libertad porque en ocasiones se cohíben con la familia por temor a preocuparlos”. Segarra fue una de las primeras participantes en este programa cuando todavía se encontraba en fase de estudio.

Camino hacia la recuperación

La terapia física puede significar el inicio de un camino hacia la recuperación total para una paciente de cáncer de seno. Más importante aún, logra prevenir la recurrencia. “El mejor mensaje, en este caso, es aconsejar a las pacientes a que eviten la inactividad”, afirmó la doctora Mulero.

Para formar parte del Programa de Terapia Física para Pacientes de Cáncer de Seno del Recinto de Ciencias Médicas, precisas de un referido médico.

No Comments Yet

Leave a Reply