Trastornos severos asociados a la obesidad

Más del 80% de las personas que padece de diabetes tipo 2 tiene sobrepeso o está obesa. Razón de sobra para prevenir la obesidad.

Según datos del Centro para el Control y Prevención de las Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) dos tercios de los adultos, hombres y mujeres, pacientes de diabetes tipo 2, cuentan con un índice de masa corporal (IMC) de 27 o más, y han sido clasificados con sobrepeso y faltos de salud.

Interfiere con el control de los niveles de azúcar

La diabetes tipo 2 se desarrolla cuando el cuerpo no produce suficiente insulina en sangre o cuando las células “ignoran” la producción de insulina.

A medida que la obesidad interfiere con la habilidad de la insulina para controlar los niveles de azúcar en sangre, aumenta el riesgo a desarrollar diabetes, debido a que el cuerpo produce más insulina de la normal para poder regular estos niveles.

Con el tiempo, el organismo pierde la habilidad para controlar el ascenso de los niveles de azúcar en sangre. Eventualmente, le será imposible este control, y surgirá la diabetes tipo 2 que, a su vez, se complica con la obesidad, ya que esta última aumenta la resistencia a insulina y la tolerancia a la glucosa, dificultando la efectividad del tratamiento contra la enfermedad.

Propicia el desarrollo del síndrome metabólico

La obesidad causa trastornos endocrinos y hormonales. De hecho, una de cada cinco personas con sobrepeso padece síndrome metabólico, siendo éste el principal entre estos trastornos.

Se trata de una de las principales preocupaciones de salud a nivel mundial, y está caracterizado por una serie de afecciones que incluyen obesidad, hipertensión, niveles anormales de lípidos en sangre y de azúcar en sangre.

El síndrome de ovario poliquístico (PCOS, por sus siglas en inglés) es otro trastorno relacionado con la obesidad, que a su vez aumenta el riesgo de padecer de síndrome metabólico. En el mismo, los folículos no se desarrollan por completo en los ovarios, provocando menstruaciones irregulares. Es el más común entre mujeres en etapa reproductora.

El síndrome de Cushing es un trastorno hormonal en el que un tumor en la corteza adrenal de la glándula pituitaria causa el exceso de producción hormonal. También se asocia con la obesidad.

El síndrome metabólico, por otro lado, causa una serie de trastornos que a su vez comprometen la salud aumentando el riesgo de padecer de diabetes, enfermedad coronaria, y a sufrir un derrame cerebral.

No Comments Yet

Leave a Reply