El embarazo inesperado en la adultez

Un embarazo inesperado no deja de ser sorpresivo y puede causar muchos cambios en las dinámicas y el ambiente de una familia que ya tiene hijos en la adolescencia.

“Para las mujeres mayores de 40 años este tipo de experiencia provoca mucha ansiedad por los riesgos que conlleva tener un embarazo a esa edad” explicó el investigador F.V. Robb.

Por otro lado, según la psicóloga Jennifer Shroff Pendley luego del parto la mayor parte de la atención la familia se centrará en cubrir las necesidades básicas del recién nacido. Estos cambios pueden resultar difíciles de manejar para los hermanos mayores que se encuentran en la adolescencia. Pueden sentir resentimiento hacia el recién nacido por haberles desplazado del centro de atención en la familia.

Pendley ha sugerido varias medidas para ayudar a los padres:

  • Normalizar la situación al explicarles a sus hijos sobre el embarazo inesperado, usando un lenguaje sencillo para su etapa de vida.
  • Incluir a los hijos mayores en el cuidado del bebé.
  • Aprovechar todas las oportunidades que tengan para relacionarse individualmente con sus hijos mayores.
  • Si sus hijos se interesan por aprender más sobre el bebé que está por nacer, pueden realizar juntos diversas actividades para fomentar ese interés. Algunas ideas son visitar amigos que tengan bebés y pensar en posibles nombres y/o permitir que le acompañen al médico para escuchar el latido del corazón de su futuro hermanito.

Sin obligarlos

En caso de que tus hijos no muestren interés, no los obligues. Es posible que aún necesiten más tiempo para procesar los cambios que se presentan en el hogar. De ser necesario, busquen servicios de psicoterapia para ayudar en el manejo del ajuste familiar durante esta transición.

Hoy en día son muchas las parejas que están pasando por esta experiencia. Seguramente tendrás una cerca de ti. Establece contacto y compartan sus experiencias, sentimientos y preocupaciones.

No Comments Yet

Leave a Reply