Recetas para encender la chispa del amor

Please Add Photos <br> to your Gallery

Existe una relación sensorial y sensual que provocan los alimentos en tanto hombres como mujeres, despertando su instinto de la manera más pura y natural.

Ejemplos de esto son las tradicionales plantas aromáticas del eneldo y la mejorana, que según los autores de Cocina Erótica, Katja Lange y Andreas Fertmayr, “ponen a uno a cien”, mientras que la menta se usa contra la impotencia y el jengibre aumenta la circulación. La nuez moscada por su parte, refuerza el apetito sexual. Mientras que otros revalidan a la cebolla, el ajo, los higos y los dátiles, entre otros alimentos, como nutrimentos que ayudan a mejorar la calidad de la salud y la sexualidad.

Compartimos algunas recetas del libro de Úrsula Lecordier, Vigor sexual por la dieta, y de los autores de Cocina Erótica.

Pollo a la páprika

Es una receta que se origina en Hungría, pero Lecordier apunta lo siguiente “el pollo, como el buen amante, es siempre adaptable”.

Ingredientes:

4 muslos de pollo, sal y páprika a gusto

2 cucharadas de aceite de girasol

1 cebolla pequeña cortada en trozos

4 tomates cortados en trozos

4 tallos de apio (celery) cortados en trozos

1/2 cucharadita de romero

1 taza de caldo de pollo

1 cucharada de yogur agrio o crema agria

2 cucharadas de cebollines picados

Procedimiento:

Sazona el pollo con sal y páprika. Fríelo en el aceite hasta que esté completamente cocido y deja reposar aparte. Sofríe las cebollas hasta que ablanden. Añade los tomates, el apio, el romero y el caldo de pollo. Agrega el pollo, tapa y deja cocinar por 20 minutos a fuego lento. Aparte, mezcla el yogur agrio o la crema con los cebollines hasta obtener una salsa suave. Sirve la mezcla sobre el pollo, que puede bien acompañarse con arroz o una pasta integral.

Nota: Si deseas puedes hervir el pollo hasta que esté cocido y luego sofreírlo en el aceite de girasol alterando un poco el procedimiento de esta receta.

Langostinos con melón

Ajá, los mariscos siempre revalidan entre los alimentos afrodisíacos. Según los autores de Cocina Erótica, esta receta puede ser un aperitivo o plato principal y recomiendan que para el segundo se dupliquen los ingredientes.

Ingredientes:

8 langostinos crudos y sin pelar

Jugo de limón

Sal y pimienta recién molida

Algunas gotas de pique

1/2 melón honeydew no demasiado maduro

1 cucharadita de mostaza preferiblemente Dijon

1 a dos cucharaditas de vinagre balsámico o vino blanco

1 cucharadita de cilantro o perejil picado

Procedimiento:

Lava y seca los langostinos. Si tienen las tripas, remuévelas, sin partirlos, solo los abres por la parte posterior. Mezcla el jugo, la sal, la pimienta y el pique a gusto. Aliña los langostinos con la mezcla y guarda en la nevera.

Pela y corta el melón en pedazos grandes. Retira las pepitas. Mezcla el melón, la mostaza y el vinagre para hacer un puré. Agrega la sal y pimienta a gusto, el pique y el jugo de limón. Llena dos vasos pequeños con este puré.

Calienta el aceite en una sartén y fríe los langostinos por tres minutos. Colócalos de forma circular en un plato y aliña con cilantro o perejil. Sirve con el puré de melón y pan blanco.

Nota: Como postre, algo suave y sencillo como un helado de chocolate con crema viene como anillo al dedo.  Recomiendan también el de vainilla con frutas y, obviamente los higos.

Tostadas con salmón y queso crema

Aunque los autores lo recomiendan como buena opción para desayuno, me agrada para cualquier momento del día pues repones energías y acompaña bien a un champán u otro espumoso.

Ingredientes:

2 panecillos integrales

2 cucharaditas de queso crema

2 cucharaditas de rábano fresco cortado en trozos

1 cucharadita de jugo de limón

150 gramos de filetes de salmón ahumado

Berro

Un espumoso para maridar

Procedimiento:

Corta los panes en rebanadas. Mezcla el queso y el rábano con el jugo de limón. Unta sobre las rebanadas de pan. Coloca los pedazos de filete de salmón sobre el pan y adorna con el berro.

Ensalada romana con flores

Ingredientes:

1 lechuga romana pequeña

1 calabacín (zucchini)

4 tomates secos en aceite (sun dried tomatoes)

Un puñado de flores comestibles

3 cucharaditas de yogur

2 cucharaditas de aceite de oliva

1 cucharadita de vino blanco o de vinagre de manzana

3 cucharaditas de jugo de china

Sal y pimienta recién molida

Procedimiento:

Lava y trocea la lechuga. Haz lo mismo con el zucchini y luego córtalo en tiras finas. Escurre los tomates y córtalos también en tiras. Lava y escurre bien las flores. Mezcla el yogur, el aceite de oliva, el vinagre y el jugo de china. Agrega sal y pimienta y mezcla con la lechuga romana. Sirve en platos y coloca por encima las tiras de tomate y zucchini. Coloca las flores a un lado, sobre la ensalada. Acompaña con pan blanco.

Nota: Las flores comestibles son fáciles de encontrar localmente: orégano, azucenas, crisantemos, la de calabaza, rosas, lavanda, hibiscos y hasta las orquídeas. Hay que estar seguros de que no ha habido tratamiento químico alguno. Si no lo estás, no te las comas. Lo mejor es cultivarlas en casa y lavarlas bien antes de usarlas.

No Comments Yet

Leave a Reply