Alimentos y especias que embellecen

Para lucir y conservar una piel joven y saludable, además de aplicar cremas, protegerla de los rayos solares y limpiarla de la manera correcta, debes ingerir alimentos que contribuyan al mejoramiento de esta.

Algunos de ellos son:

Brócoli – Este vegetal es rico en antioxidantes gracias a sus componentes que estimulan la producción de enzimas que ayudan a mejorar la apariencia de la piel.  Su alto contenido de vitamina C ayuda a producir colágeno y mantenerla sana y flexible. La vitamina E protege las membranas celulares de la piel y ayuda a protegerla del daño por radiación de rayos UVA.

Avellana – Este fruto seco es una rica fuente de vitamina E, por lo tanto nutre la piel y la protege del sol. También aporta energía a tu cuerpo.

Zanahoria – La zanahoria sobresale del resto de las hortalizas por su alto contenido de beta-caroteno. Este antioxidante se convierte en vitamina. Adentro del cuerpo ayuda a reparar los tejidos y protege la piel de los rayos dañinos del Sol. También alivia quemaduras.

Semillas de calabaza – Al igual que la zanahoria, estas son una gran fuente de beta-caroteno. Es rica en zinc por lo que las convierte en gran protección de las membranas celulares que ayudan a mantener el colágeno y promueve la renovación de la piel.

Pescados azules como el salmón, anchoa, sardina, bonito y atún – Contienen altos niveles de grasas omega-3 que permiten una mayor permeabilidad de las membranas y un mejor funcionamiento celular. Por su carácter antiinflamatorio ayudan a aliviar la inflamación de la piel.

Cereales integrales – Contienen selenio que es un antioxidante fundamental para la piel y ayuda a protegerla de los daños del medioambiente además de promover su elasticidad y su salud en general.

Frutas tropicales – Son las más ricas en vitamina C y antioxidantes. La vitamina C colabora para que tu cuerpo produzca colágeno, componente que ayuda a mantener la piel firme y elástica.

Tomate – Contiene licopeno, un poderoso antioxidante que ayuda a proteger la piel del daño que producen los rayos solares. Para que sea mejor absorbido por el organismo el tomate debe estar cocido.

Chocolate – Según un estudio realizado en al Universidad de Nottingham, el cacao que se utiliza en el chocolate  semiamargo contiene sustancias que ayudan a contrarrestar no tan solo el envejecimiento sino también los problemas de fatiga y de sueño.

Carnes rojas – A pesar de su alto contenido en grasas saturadas y colesterol, las carnes rojas contienen ingredientes como el zinc y las proteínas que ayudan a beneficiar la piel. Estudios aseguran que comer carne roja es muy efectivo a la hora de tratar el acné. Las carnes rojas proveen aminoácidos como la glicina y la prolina que estimulan la producción de colágeno.

Aceite de oliva – Contiene ácido alfa-linolenico que ayuda a combatir la sequedad que podría promover la formación de arrugas.

Aceite de pescado – Ingerirlo alivia la piel de las personas que padecen de dermatitis por sensibilidad a la luz solar. Además, es rico en omega-3.

Papa asada – Junto a la cáscara, contiene una gran cantidad de cobre. Este mineral funciona con la vitamina C y el zinc para producir fibras de elastina para darle brillo y elasticidad a la piel.

Hongos – Ricos en vitamina B, que es vital para la piel. Contribuye al mantenimiento y reparación del tejido, mejora el enrojecimiento causado por rosácea y ayuda a reparar heridas luego de una quemadura o cicatriz.

Habichuelas – Contienen una fuente muy rica en silicio, que además de mejorar la piel ayuda a fortalecer el cabello y las uñas.

Las especias 

Por su parte, las especias que utilizas para condimentar o darles más sabor a las comidas, también pueden ayudar a mejorar el aspecto de la piel.

Clavo – Por sus propiedades antibacterianas lo hace un gran aliado del acné. Se utiliza mucho en productos naturales para las encías y la limpieza de la boca.

Cúrcuma – Reduce las manchas y ayuda a mejorar los brotes de acné y disminuir la hinchazón de los ojos ya que tiene propiedades antiinflamatorias. Mezclada con yogur, miel y zumo de limón, es tremenda mascarilla para renovar, calmar y aclarar la piel.

Salvia – Ayuda a mejorar el proceso de renovación de la piel, ya que es rica en calcio y vitamina A, y a minimizar las líneas de expresión y las arrugas. Reduce las várices y tiene efectos anticelulíticos. En infusión, bebida o aplicada a la piel una vez fría, tonifica la piel y elimina toxinas. Puede aliviar afecciones como el acné o pie de atleta.

Hinojo – Excelente para las pieles sensibles. Ayuda a reducir la inflamación, el enrojecimiento y alivia la sensibilidad causada por la exposición al sol. También ayuda a purificar y tonificar la piel grasa.

No Comments Yet

Leave a Reply