Siete trucos para envejecer con salud

Como geriatra, una de mis funciones es dar las herramientas al paciente y a sus familiares, las cuales llamaremos “trucos para no envejecer” de forma que lleguen a edades avanzadas con la máxima función y calidad de vida posibles.  

Aquí los detallamos.

Dieta mediterránea e hidratación adecuada –  Se ha demostrado que la dieta mediterránea es muy beneficiosa para  la salud cardiaca y evitar el Alzheimer. Esta consiste en vegetales, cereales integrales, aceite de oliva, pescado, carnes de aves y de una a dos copas de vino tinto diarios (o uvas frescas con cáscara o blueberries. La hidratación adecuada es muy importante para mantener el funcionamiento de todos nuestros órganos y evitar problemas tan comunes como el estreñimiento y los mareos.

Ejercicio físico regular y dormir bien – El ejercicio aeróbico es fundamental para mantener el organismo en óptimas condiciones. Caminar y estirar los ligamentos y músculos por 30 minutos diarios cinco días a la semana es muy importante para mantener la fuerza muscular, la flexibilidad de los ligamentos y la dureza de los huesos. Dormir bien es vital y se ha encontrado que cinco horas son suficientes, aunque puede variar de persona a persona.

Socializar y manejar adecuadamente el estrés – La interacción con otras personas es muy importante para sentirnos que no estamos solos y que somos importantes y necesarios dentro de la familia y comunidad. Hay que bailar, cantar, conversar y comentar lo cotidiano. Necesitamos que nos digan lo bien que nos vemos, que nos pregunten cómo nos sentimos hoy. Esto nos ayuda a manejar el estrés.

Chequeo preventivo y vacunación – Por lo menos dos veces al año tenemos que ir al médico para evaluarnos y hacernos análisis de sangre y pruebas rutinarias. Estas persiguen detectar temprano afecciones que pueden resultar dañinas y que a tiempo pueden controlarse. La vacunación es una forma de prevenir enfermedades infecciosas y que pueden ser graves en personas de edad avanzada.

Cuidado de la piel – Es uno de los órganos más grandes de nuestro cuerpo y es uno de los más que descuidamos. El sol que recibimos diariamente va dañando nuestra piel y cuando llegamos a los 60 años nos salen manchas y arrugas que pudieron evitarse si nos hubiésemos protegido con bloqueador solar durante la juventud. Pero nunca es tarde. Usa bloqueador solar, así como sombreros y ropa protectora.

Ejercicio mental diario – Hay que estimular y ejercitar la mente tanto o más que los músculos. La lectura, el arte, la música, el baile ofrecen nuevas experiencias de aprendizaje que estimulan distintas áreas del cerebro y mantienen la mente ágil y joven.

Control de enfermedades crónicas y evitar hábitos tóxicos- Una vez surgen las enfermedades crónicas, hay que trabajar con ellas para controlarlas y evitar que se compliquen. Evitar los hábitos tóxicos, como fumar, ingerir alcohol en cantidades inadecuadas y usar drogas ilícitas, es de suma importancia para evitar hacerle daño a nuestro organismo.

No Comments Yet

Leave a Reply