Lo que debes examinar para cuidar tu salud a partir de los 65 años

La salud debe cuidarse sin importar la edad. Si a través de tu vida has estado pendiente de tus exámenes anuales de rutina, ¡enhorabuena! Pero si no, nunca es tarde para comenzar. Recuerda que todo a tiempo tiene remedio, así que ¡manos a la obra! Te brindamos una guía para que sepas qué estudios debes realizarte de manera preventiva.

Visita tu médico

Aunque te sientas bien, es altamente recomendado que visites a tu médico al menos una vez al año.  ¿Por qué? Te examinará, tomará tu presión arterial, verificará tu peso y el índice de masa muscular. También podrá evaluar cualquier riesgo de alguna enfermedad futura. Es una gran oportunidad para que discutas con él los medicamentos que estás tomando y cualquier riesgo que pueda haber sobre sus interacciones.

Es tu profesional de la salud quien te dará las órdenes médicas para que puedas realizarte los exámenes de laboratorio rutinarios y a través de estos detectar cualquier señal de alerta como por ejemplo si tus niveles de colesterol y azúcar están dentro de los parámetros que se consideran normales. Recuerda que la prevención es de suma importancia.

Además de visitar a tu médico periódicamente, una vez cumples los 65 años hay exámenes que deben hacerse tanto hombres como mujeres mientras que otros se requieren específicamente por sexo.

Las pruebas que tanto hombres como mujeres deben hacerse son:

Examen para aneurisma aórtico abdominal – Si estás entre las edades de 65 y 75 años y has fumado, debes hacerte una ecografía para detectar aneurismas aórticos abdominales.  Consulta con tu médico sobre este examen.

Examen de la presión arterial – Debe tomarse cada año, pero si tienes diabetes, cardiopatía, problemas renales u otras afecciones puede ser que necesites estos chequeos más frecuentemente.

Examen de colesterol y prevención de cardiopatía – Si tu nivel de colesterol es normal, debes chequearte cada tres a cinco años. Si tienes diabetes, cardiopatía, problemas renales u otras afecciones, probablemente necesites realizarte pruebas con mayor frecuencia.

Examen para detectar cáncer de colon – Hasta la edad de 75 años, se debe realizar uno de los siguientes exámenes de detección:

  • Un examen coprológico cada año, que es con el que se busca sangre escondida (oculta) en una muestra de materia fecal.
  • Una sigmoidoscopía flexible de cada tres a cinco años junto con una prueba de guayacol en heces. Es un procedimiento empleado para ver el interior del colon sigmoide y el recto. El colon sigmoide es la zona del intestino grueso más cercana del recto.
  • Una colonoscopia cada 10 años. Es un examen en el que se visualiza el interior del colon (intestino grueso) y el recto mediante un instrumento llamado colonoscopio.

Si tienes factores de riesgo para cáncer de colon, como por ejemplo colitis ulcerativa, antecedentes personales o familiares que han padecido de cáncer de colon o cáncer rectal, o antecedentes de masas grandes conocidas como adenomas, puede que necesites hacerte este examen con más frecuencia.

Examen para cáncer de pulmón – El Cuerpo Especial para Servicios Preventivos de los Estados Unidos (U.S. Preventive Services Task Force) recomienda el examen anual para cáncer de pulmón con tomografía computarizada en dosis bajas (LDCT) en adultos hasta los 80 años que tengan antecedentes de haber fumado 30 cajetillas de cigarrillo al año, que actualmente fumen o que hayan dejado de fumar dentro de los últimos 15 años.

Examen dental – Visita al dentista cada año para un examen y limpieza dental.

Examen para diabetes – Si tienes 65 años o más y estás en buen estado de salud, debes hacerte un examen cada tres años. Si tienes sobrepeso u otros factores de riesgo para esta afección, consulta con tu profesional de la salud si debes hacértelo con más frecuencia.

Examen oftalmológico – Visita tu oftalmólogo cada uno a dos años para que te examine la visión y verifique si tienes riesgo de glaucoma. Este término se refiere a un grupo de trastornos oculares que pueden causar daño al nervio óptico, que es el que envía las imágenes que ves al cerebro. En la mayoría de los casos, la causa es un aumento de la presión en el ojo, llamada presión intraocular. Esta es la segunda causa de ceguera en los Estados Unidos.

Audiometría – Procura hacerte examinar la audición cada año si tienes síntomas de hipoacusia, que es la pérdida lenta de la audición que se presenta a medida que las personas envejecen.

Vacunas – ¡No solo los niños se vacunan! A partir de los 65 años se recomiendan las siguientes:

  • La antineumocócica si nunca te la han aplicado o si te la aplicaron más de cinco años antes de cumplir los 65. Esta es una inmunización contra una bacteria que frecuentemente causa meningitis y neumonía en los adultos mayores y personas con padecimientos crónicos. De un 10 a un 25% de todas las neumonías son neumocócicas.
  • La que es contra la influenza (anualmente).
  • La antitetánica y antidiftérica de refuerzo cada 10 años.
  • La vacuna contra la culebrilla o herpes zóster una vez después de los 60 años.

Examen para osteoporosis –  En hombres se sugiere si existen factores de riesgo, que pueden ser el uso de esteroides a largo plazo, bajo peso corporal, tabaquismo, consumo excesivo de alcohol o antecedentes familiares de osteoporosis.

En el caso de las mujeres, todas aquellas de más de 64 años deben hacerse una prueba de densidad ósea. Deben también preguntarle a su médico qué ejercicios pueden ayudarle a prevenir la osteoporosis.

Exclusivo para las mujeres

Examen de mamas – Mensualmente debes autoexaminar tus senos y si notas un cambio ponerte en contacto inmediatamente con tu profesional de la salud. El médico debe realizar un examen completo de las mamas durante el examen preventivo.

Mamografía – Dependiendo de sus factores de riesgo, las mujeres deben hacerse una mamografía cada uno o dos años hasta los 75 años para verificar si hay cáncer de mama. Algunos expertos no recomiendan la mamografía después de esta edad por lo que debes consultar con tu médico si en tu caso debes hacértela.

Examen pélvico y citología vaginal – Después de los 65 años, la mayoría de las mujeres pueden dejar de hacerse citologías vaginales, siempre y cuando hayan obtenido tres resultados negativos dentro de los últimos 10 años. Esta es una prueba de detección para cáncer de cuello uterino. Las células tomadas por raspado de la abertura del cuello uterino se examinan bajo un microscopio.

Solo para los hombres

Examen para cáncer de próstata – Habla con tu médico sobre el examen de detección de cáncer de próstata. No se ha demostrado que los beneficios potenciales de la prueba del antígeno específico (PSA) superen los riesgos de los exámenes y el tratamiento. Para una prueba de detección el examen del antígeno prostático específico es el mejor método. No se recomienda el examen rutinario de la próstata para quienes no tengan síntomas.

No Comments Yet

Leave a Reply