Ejercicios de bajo impacto, qué son y cómo implementarlos a tu vida

Si estás adentrándote al mundo fitness, quizás, no sepas a qué nos referimos con la expresión “de bajo impacto”. Pero, tranquila, la duda es totalmente válida. La diferencia, es que este tipo de ejercicios son más softs para tu cuerpo. Además, de que, aumentan tu ritmo cardíaco con movimientos fluidos sin resultar muy agresivos, en comparación con los ejercicios de alto impacto. ¿La mejor parte? Es que puedes incorporarlos fácilmente a tu vida. Algunos de los más conocidos son: caminatas, yoga, pilates, natación, patinaje, y golf. En resumen, ninguno de los anteriores se compara para nada con ejercicios de alto impacto como levantar pesas, y ni se diga de amanecer al otro día con dolor de cuerpo.

Beneficios

Los ejercicios de bajo impacto además de mantener tu salud en optimas condiciones, también evitan que salgas lesionada de un entrenamiento. Además, siempre estarás activa, te sentirás viva, y con más energía. Incluso, los ejercicios de bajo impacto ayudan a mantener y desarrollar la masa muscular sin exagerar, y tu cuerpo puede seguir quemando calorías incluso cuando descansas.

¿Cómo incorporar ejercicios de bajo impacto a tu vida?

Los ejercicios de bajo impacto no miran edad, ya seas joven o adulta, los beneficios serán fantásticos. Así que, independientemente de tu edad, anímate, and just do it.

Corre bicicleta. Baila. Camina. Haz tareas dentro de casa. Sube escaleras. Barre hojas. Haz jardinería. Prueba diferentes movimientos que te gusten o te saquen de tu zona de confort, aquí el goal es que te mantengas activa.

Ahora bien, todas sabemos que tenemos diferentes tipos de horarios. Todos dicen “haz ejercicio”, pero quizás no encuentras el tiempo, ya sea por tu trabajo o estudios. Por eso, aquí te damos algunas ideas:

Comienza tu día estirándote

No sabes lo conveniente y bien que te vas a sentir, ¡De verdad! Sientes la diferencia en apenas los siguientes dos días.

Usa escaleras en vez de ascensor

Aunque a veces te de flojera, no lo pienses dos veces. Créenos, esa escalera te ayudará con la resistencia que probablemente no tienes. Ahí está la explicación del porqué tu respiración se agita cuando apenas vas a mitad de escalera.

Convierte tus diligencias un poco más activas

En vez de todo el tiempo estar frente a una computadora, oblígate a caminar. Just move your body!

¿Vas a hacer ejercicio? Vístete con tu ropa sport

Así como hacerte el pelo y las uñas te hacen sentir top, créenos quevestirte y verte con tu ropa de ejercicio estimulará las ganas de seguir, ¡y nunca parar!

¿Tienes un momento libre? Aprovéchalo

Trabajas mucho y mereces un descanso, pero cuando tu misma consciencia te dice, “vamos a hacerlo”, es porque sabes que tienes que pararte de ahí, ¡y es ya! No permitas que esa voz maligna te atrase, hazlo por ti.

Ahora, aquí te compartimos algunos ejercicios de bajo impacto que puedes convertirlo en rutina:

Sentadilla con una pierna

Solo necesitas la silla del comedor o tu cama. Párate frente a uno de los ejemplos y comienza colocando uno de tus pies encima de este. Flexiona la rodilla de tu otra pierna y haz 15 repeticiones en cada lado.

Step-ups

Para esto, solo necesitas una escalera. ¿No tienes en tu casa? Fácil, busca un ladrillo o algo con lo que puedas elevarte. ¡No hay excusas! Comienza poniendo un pie sobre el escalón e intercálalo con el otro. Haz de este al menos 2 minutos con 20 segundos de descanso entre medio.

Sentadillas

Este ejercicio parece fácil, pero muchas no lo hacen correctamente. Primero, necesitas tu espalda derecha. Luego, mientras lo hagas, asegúrate de que tus rodillas se mantengan mirando hacia al frente (y no hacia afuera) en todo momento mientras bajas. Repite este ejercicio 10 veces durante 10 minutos.

No Comments Yet

Leave a Reply